El antropólogo, historiador y analista político Francisco Gil-White conversó con nosotros sobre los orígenes de Hamás, sus ligas con Irán y la OLP, y sobre cómo estos y otros grupos están tejiendo una ofensiva contra Israel con el propósito de liquidarlo. 

 

“Hamás es una organización que fue creada por la Hermandad Musulmana. La Hermandad Musulmana es un grupo internacional yihadista que nace originalmente en Egipto. El fundador se llama Hassan al-Banna. Y la meta de la Hermandad Musulmana es el gobierno teocrático en todo el mundo musulmán y la conquista del mundo no musulmán para también integrarlo a un califato mundial“.

Así resume Gil-White el origen y el propósito de Hamás, organización terrorista responsable por el asesinato de 1400 judíos el 7 de octubre pasado, y que actualmente se encuentra en una guerra contra Israel que ha desatado una gran ola de antisemitismo, protestas multitudinarias en muchos países y un ambiente de hostilidad contra el Estado judío.

“El mundo en el que ellos quisieran vivir es un mundo en el que solamente hay musulmanes, en donde los infieles, todos, han sido convertidos al islam y si no convertidos, exterminados. Entonces, Hamás refleja esta ideología en su constitución fundadora (…). Ellos explican que la meta de ellos es destruir el Estado judío en un genocidio”.

Aunque muchas de las personas que se solidarizan automáticamente con la causa palestina piensan que Hamás es un movimiento que reivindica la libertad de su pueblo, para Gil-White es claro que “a ellos lo que les interesa es erradicar a los infieles de Oriente Medio, que en su mayoría son judíos en esa zona. Y entonces, ellos lo que quieren es limpiar, digamos, oriente, hacer una limpieza étnica religiosa de Oriente Medio para que solamente haya una religión que sea el Islam”.

De triunfar esa causa, estarían en peligro no solo los judíos, sino también los cristianos. “Todos los infieles están en peligro. Hamás tiene un enfoque un poco más dedicado sobre los judíos, porque son más numerosos y porque están identificados con el Estado de Israel. Pero las metas de Hamás son más generales.

La Constitución de Hamás abre con una cita del Corán, que está hablando de los infieles en general, eso es lo primero que ellos ponen en su constitución. Y la segunda cita que ponen es de Hassan al-Banna, que es el fundador de la Hermandad Musulmana. Y esa cita dice

‘Israel existirá y continuará existiendo hasta que el Islam lo oblitere como obliteró a otros antes de Israel’.

“Entonces, es una expresión de Al-Banna que se refiere a la destrucción del Estado de Israel y que recuerda históricamente que los musulmanes han destruido a muchos pueblos. Entonces lo pone en el contexto histórico de la de la yihad, que ha sido, digamos, la constante ideológica del mundo musulmán y no se habla en absoluto en ningún lado de los derechos humanos y de combatir la opresión y de nada. Es simplemente ‘no toleramos que exista el Estado de Israel y lo vamos a destruir’.”

 

Hamás y la OLP, una relación de hermanos

Aunque en el discurso público la Autoridad Nacional Palestina, emanada de la OLP-Fatah, está distanciada del fundamentalismo yihadista de Hamás, para Gil-White es obvio que esto no se trata sino de una simulación, y que ambas comparten con Irán el mismo propósito final: la destrucción de Israel y la islamización del mundo.

“Sobre eso es muy clara la Constitución de Hamás. Tiene un artículo, que es el artículo 27 (…) que redactó Hamás en su Constitución nada más para hablar de la OLP.  Y lo que dice el artículo 27, textualmente, es:  ‘la Organización para la Liberación de Palestina— es decir, la OLP— es la más cercana al corazón del movimiento de resistencia islámica —es decir, Hamás—; contiene al padre y al hermano, al pariente cercano y al amigo. El musulmán no se distancia de sí mismo, ni de su padre, de su hermano, de su pariente cercano o de su amigo. Nuestra patria es una. Nuestra situación es una. Nuestro destino es uno y el enemigo es un enemigo común a todos nosotros’. Está muy claro. Son hermanos, son aliados, son uno, según la constitución del de Hamás”.

Cuando en 2005 Israel desocupó Gaza y la dejó en manos de la Autoridad Palestina, eso “empataba marginalmente con la gramática política del momento, aunque de cualquier manera fue muy controvertido. Pero, digamos, se podía vender con lo que la gente entendía, porque lo que le habían dicho a la gente era que  OLP-Fatah y Hamás eran rivales. Y pues darle Gaza a Hamás hubiera sido imposible políticamente.

“O sea, nadie en Israel lo hubiera aceptado porque todo el mundo tenía en la cabeza este modelo de que Hamás son los malos. Que nunca quieren hacer la paz. Que solo quieren matar judíos. Mientras que OLP-Fatah se supone que es el socio de la paz que se comprometió a abandonar el terrorismo para negociar la paz a cambio de un territorio, etcétera.

“Entonces esa representación mediática y académica que ha sido muy influyente, que ha convencido a mucha gente es, digamos, el envoltorio narrativo dentro del cual se pugna por el desalojo de Gaza y se le vendió a los judíos israelíes la idea de que, ‘bueno, nos salimos de Gaza y le vamos a demostrar a los árabes palestinos y al mundo que nosotros si queremos la paz y con esto vamos a construir para para producir un proceso de paz más robusto y que vean que de este lado hay buenas intenciones’.

Entonces, salieron de Gaza, no pidieron nada a cambio, pero claro, le tenían que dar Gaza a OLP-Fatah, no se lo podían dar a Hamás. Eso hubiera sido inaceptable para el público israelí, dada la narrativa. Entonces lo recibe  el que se supone que son los buenos. Y ¿qué hace inmediatamente OLP-Fatah? Pues todas las instalaciones que habían construido ahí los judíos israelíes que vivían en Gaza, que fueron desalojados por la fuerza por el ejército israelí, inmediatamente después de tomar el control de Gaza” fueron destruidas por los palestinos.

“Esas instalaciones les hubieran servido. Israel se las estaba regalando. Había casas, había canchas de básquet, había albercas, bibliotecas, en fin, unas instalaciones bellísimas que pudieron haber aprovechado. Se las estaban regalando y lo que hicieron fue irlas a quemar porque ‘apestaban a judío’. Y esto lo que demuestra es el profundo racismo que también hay en OLP-Fatah, que se supone que son los buenos.

“Dos años después sucedió algo muy interesante. Hubo una supuesta pelea entre OLP-Fatah y Hamás (…) Y en esa supuesta pelea. Todos los medios dijeron ‘se están peleando Hamás y OLP-Fatah porque son rivales y no se quieren y uno no quiere la paz y el otro sí, y por eso se pelean y bla, bla, bla’. Y todo esto fue la narrativa que escuchamos.

“Pero los hechos son muy sospechosos porque no murió prácticamente nadie. Y estaban. Tira y tira, tira y no se muere casi nadie. Parecía más bien una simulación de pelea. Y hubo un periodista que estaba emplazado en Gaza (…), reportero del Sunday Telegraph y se llamaba Charles Levinson. Y entonces él, platicando con los soldados de Fatah, le dijeron ‘¿Sabes qué? No nos dejaron pelear’. ‘¿Cómo que no los dejaron pelear?’ ‘No nos dejaron pelear. Nos dieron órdenes de no disparar. De entregar las instalaciones’. Y eso empata con lo que sucedió.

Ese reporte de Levinson es totalmente creíble, porque para que Hamás ganara una pelea con OLP-Fatah tendrían que haber producido un milagro militar sin precedente en toda la historia del planeta. Porque la  ratio de soldados de OLP-Fatah y Hamás era 11 a 1. Y Hamás acababa de ser formada. Tenían muy poquitos soldados. Estaban mal entrenados. Tenían muy poquitas armas. Los que estaban armados hasta los dientes eran los terroristas de OLP-Fatah, tenían varios cuarteles fortificados, muchísimas armas, y podrían fácilmente haber ganado (…)

“Si colocamos esto en el contexto de lo que te estaba platicando antes, pues todo tiene sentido, porque la representación que nos hacen en los medios y que hacen los académicos de esta supuesta rivalidad entre OLP-Fatah y Hamás no la ves. Esa rivalidad no la ves cuando investigas lo que ellos se dicen unos a otros en árabe. Entonces, por ejemplo, la Constitución de Hamás dice ‘somos hermanos y nunca nos vamos a pelear, ¿cómo nos vamos a pelear con OLP si somos lo mismo?’, dice la Constitución de Hamás.

“Si les creemos eso, si le creemos a la Constitución de Hamás, pues entonces lo que pasó en 2007 es que esta simulación de pelea tiene perfecto sentido. OLP-Fatah simplemente le estaba regalando Gaza a Hamás para que Hamás la pudiera convertir en un estado teocrático terrorista y utilizar ese territorio y esas instalaciones para empezar a atacar Israel, que es la meta conjunta tanto de Hamás como de OLP-Fatah. Ambas organizaciones están buscando la destrucción del Estado de Israel”.

Un silencio sospechoso

Pero, entonces, ¿por qué OLP-Fatah guarda silencio ahora, a la luz del conflicto en Gaza, cuando las muertes palestinas suman ya varios miles? ¿Será que esperan el momento de ver derrotado a Hamás para apoderarse de Gaza nuevamente?

“Eso seguro va a pasar, porque esto siempre pasa. Si se consigue la derrota total de Hamás, lo que va a suceder inmediatamente después es que todo el mundo va a decir ‘bueno, entonces ahora sí vamos ya concluyendo todo el proceso de Oslo, que quedó interrumpido y vamos creando el Estado árabe palestino, porque esto que acaba de pasar es porque no habíamos terminado ese proceso’.

“Esa es la interpretación que le van a vender a todo mundo. De hecho ya empezó esto, ya empezó porque ya lo empezó a decir Rishi Sunak, el primer ministro de Gran Bretaña, ya empezó con esta narrativa, a decir que es muy importante, que él está a favor de que se concluya (el conflicto) y crear el Estado árabe palestino, etcétera. Y lo dijo en una junta con Mahomud Abbas.

“Entonces, obviamente la idea es crear finalmente el Estado palestino con Abbas, y como Netanyahu está quedando muy desprestigiado, alguien más va a quedar, van a decir ‘Netanyahu fue un estorbo, no nos dejó’ y el que sigue va a decir ‘yo sí voy a terminar este proceso’. Y entonces, por supuesto que le va a dar Gaza a OLP-Fatah en algún momento y nos van a volver a insistir que se tiene que formar un Estado árabe palestino y otra vez con la misma narrativa, diciéndonos que estos son los buenos.

“Y yo creo que esa es la principal razón de que OLP-Fatah ha estado calladito. La otra razón es que si OLP-Fatah ahorita participara en los ataques de Hamás y se uniera a los ataques de Hamás, pues le daría una excusa al Estado israelí de hacer lo mismo que están haciendo en Gaza, con la infraestructura de OLP-Fatah en Judea y Samaria.

“Y en ese caso, si Israel obtuviera una victoria total tanto contra Hamás como contra OLP-Fatah, pues entonces ya no quedaría nada de estos grupos terroristas que están arriba, adentro de Israel y habría una oportunidad de ayudar a los árabes palestinos a empezarse a liberar de estas organizaciones que los han lastimado tanto.

“Y entonces sí podría florecer la paz en Israel. Pero eso no es lo que le interesa ni a OLP, ni a Irán, ni a Hezbolá, ni a Estados Unidos, ni a Rusia, ni a ninguno de estos poderes que han estado pugna y pugna por la creación de un Estado palestino (…). Y en cuanto termine este este conflicto o cuando se calme este conflicto, va a empezar otra vez el estribillo de que se tiene que crear un Estado árabe palestino. Y por supuesto que se va a alegar que ese Estado árabe palestino lo tiene que gobernar OLP-Fatah, lo cual va a ser terrible porque OLP-Fatah y Hamás son exactamente lo mismo”.

 

Iran y la OLP, una relación añeja

Para pocos es un secreto que Irán ha financiado a Hamás durante años. Lo que pocos saben, en cambio, es que Irán tiene una deuda previa con los palestinos. Al menos su gobierno.

“Lo que la gente no tiene en el radar, porque ha sido borrado de la historia occidental, es que, de hecho, la relación entre OLP-Fatah e Irán es todavía más estrecha que entre Hamás e Irán porque OLP-Fatah es el creador de Irán. OLP-Fatah estuvo entrenando y armando hasta los dientes a las guerrillas de Ayatolá Jomeini en campos de entrenamiento en Líbano durante los años 1970.

“Y fue gracias a ese entrenamiento y a esas armas con que contribuyó OLP-Fatah que Ayatola Jomeini pudo hacer su revolución iraní en 1979. Entonces, ¿cuál es la relación entre OLP e Irán? Bueno, pues una manera de describirla es que OLP-Fatah es el papá de Irán. Así de importante.

“Y de hecho, Mahmoud Abbas y Yasser Arafat fueron los invitados de honor, cuando triunfó la revolución iraní de Jomeini, Jomeini mandó un avión para que se los trajeran a Teherán a festejar con él la revolución iraní. Fueron los primeros dignatarios en ser invitados a festejar con Jomeini. A Arafat lo recibieron como si fuera el Mesías en Irán. Las muchedumbres lo levantaban y  gritaban ‘¡Arafat, Jomeini!, ¡Arafat, Jomeini!’, y la gente se disputaba el kafiye de Arafat, como si fuera la reliquia de un santo”.

Según recuerda Gil-White, fueron la OLP y Arafat quienes ayudaron al actual régimen iraní a construir su servicio secreto, responsable por la cruenta represión que hoy padece cualquier disidente en el país teocrático. “Una de las cosas que decían en voz alta a medios inmediatamente después de la revolución iraní era que las metas de OLP-Fatah y las metas de Irán eran lo mismo. Bueno, pues ¿cuál es la meta de Irán? Es la destrucción genocida del Estado de Israel. Entonces sí, las metas de Irán y de OLP-Fatah son lo mismo”.

Al tratarse de un gobierno yihadista, el de Irán ha vociferado su deseo de destruir a Israel, pero no todos entienden la razón. Gil-White se remite a las leyes islámicas, adoptadas por las corrientes más recalcitrantes, para tratar de arrojar luz sobre sus propósitos.

“Lo que pasa es que en la ideología yihadista, cuando los musulmanes han conquistado un pedazo de tierra (…) y establecen la ley islámica, ese territorio nunca puede ser regresado. Porque ya fue consagrado con la sangre del exterminio de la yihad. Y entonces ese territorio no puede ser regresado porque ya es islámico. Según la cosmovisión de ellos. Por supuesto que hacen exterminios. Eso es parte de la ideología de la yihad.

“Pero si eres judío o eres cristiano, entonces se te perdona la vida, siempre y cuando firmes un contrato que se llama la Dihmma y el contrato de la Dihmma lo que hace es convertir a los judíos y cristianos que están de acuerdo en firmarlo en semiesclavos de los musulmanes. Entonces, de ahí en adelante, ellos tienen que soportar una serie de vejaciones a sus derechos y a sus libertades, algunas bastante extremas.

“Por ejemplo, tienen que pagar un impuesto que se llama la yizia, que es un impuesto carísimo, y la yizia se le cobra no nada más a los vivos, sino a los muertos, porque la idea es que se te vaya acumulando un impuesto tan grande de todos tus parientes muertos, que al final ya no lo puedes pagar y entonces terminas convirtiéndote al Islam simplemente para evitar el pago de la yizia”.

Estas prácticas sobreviven en algunos países teocráticos del mundo árabe, como Arabia Saudita, como Qatar, Kuwait, Dubai, Barein… en todos estos lugares, en en Oriente Medio, en en el Golfo. Todos estos que mencioné son estados teocráticos y ahí, hoy en día, hay poblaciones enormes de esclavos, esclavos formales que tienen un amo, que viven en la casa de su amo y no se pueden ir.

“Son inmigrantes que vinieron de Filipinas y de otros lugares de Asia suroriental y llegan a estos países, por ejemplo, a Arabia Saudita a Qatar y cuando entran al país les quitan el pasaporte. El que ellos creían que iba a ser su empleador les quita el pasaporte, ya no se pueden salir y los convierten en esclavos.

“Y es una población muy grande de esclavos. Sobre esto hay reportes, incluyendo del Departamento de Estado de Estados Unidos, etcétera. Hay muchas investigaciones sobre esto. El público no las conoce porque los medios rara vez hablan de esto, pero no es precisamente un secreto para la gente que se quiere informar. Hay artículos de Wikipedia sobre esto que la gente puede ir a consultar”.

Según Gil-White, para los países yihadistas como Irán, la “reconquista” de Israel por parte del pueblo Judío supone una sublevación que automáticamente reactiva la yihad. “Cuando los judíos en Oriente Medio decidieron crearse su propio Estado en su tierra ancestral, eso, desde el punto de vista del Islam ortodoxo, se interpreta como una revuelta de esclavos y activa la yihad.

“Entonces, la existencia misma del Estado judío en Oriente Medio es para los musulmanes ortodoxos una afrenta existencial. Ellos no lo pueden tolerar. No es permisible que un territorio que ya había sido conquistado por los musulmanes sea liberado y convertido en un estado independiente para los judíos, que se supone que son los perros de los musulmanes. ¡Qué barbaridad! Eso no lo pueden tolerar. Y esa es la emoción y la cosmovisión que está detrás de la  obsesión, no solo de Irán, sino de Arabia Saudita, de Qatar, de Kuwait, de Egipto, de Turquía, de Líbano…

“Todos esos países quieren destruir Israel. No es nada más Irán. Lo que pasa es que Irán se ha vuelto muy poderoso. E Irán tiene una proyección mediática muy vistosa, y entonces se ha escogido a Irán, digamos, en la narrativa mediática y académica como el principal antagonista de Israel. Y es cierto que Irán está trabajando duro para destruir a Israel y tiene varios satélites que utiliza, como Hezbolá, como Hamás, como OLP-Fatah, para mover fichas y tratar de ir preparando el terreno para la destrucción final del Estado de Israel”.

 

El papel de Rusia

En lo que va de la guerra en Gaza, pocas imágenes han causado tanto revuelo como la reunión de Vladimir Putin, el presidente Ruso, con los representantes de Hamás y de Irán. Sobre el papel que desempeña Rusia en la ecuación, Gil-White tiene ideas que coinciden con las de aquellos que han pensado en el escenario geopolítico como la eterna confrontación entre dos distintas ideas del mundo.

“Aunque aunque Israel hubiera apoyado a Rusia en el conflicto entre Rusia y Ucrania, aunque la posición de Israel hubiera sido. ‘Estamos totalmente con los rusos y totalmente en contra de los ucranianos’, en este conflicto con Hamás, Rusia estaría diciendo que tiene que haber un cese al fuego porque se están muriendo muchos civiles, que es exactamente lo mismo que está diciendo ahorita.

“¿A Rusia le importa que se mueran árabes civiles? ¿Por qué? ¿Por qué le importa a Rusia si no le importa que se mueran civiles en Ucrania? ¿Por qué le importa que se mueran árabes civiles en Gaza? La respuesta es: claro que no le importa. Lo que pasa es que tienen un interés en la destrucción de Israel. Y entonces, si Israel acaba por completo con Hamás, pues eso vuelve más difícil la destrucción de Israel.

“Todo esto que se ha venido preparando, todas las esquinas del terreno que se han ido acomodando, pues ahí se pierde una esquina. Entonces, el interés de Rusia, en mi opinión, es ‘no, que no se pierda eso, porque si no ¿a qué horas vamos a destruir Israel?’ Pero la siguiente pregunta sería y ¿qué le importa a Rusia destruir a Israel? Ya explicamos las razones de Irán. Pero ¿cuál es la razón de Rusia? De hecho, es la misma razón.

“No estoy diciendo que Putin sea musulmán. Lo que estoy diciendo es que la razón profunda de que en la ley islámica no se tolere este tipo de cosas y que los musulmanes ortodoxos estén empecinados en la destrucción de Israel tiene que ver con que el estilo de gobierno, la filosofía de gobierno del islam ortodoxo o el islam radical, como lo llamamos en Occidente, es el totalitarismo, o sea, el islam ortodoxo es totalitario.

No hay ninguna separación entre Mezquita y Estado, y de hecho hay toda una teoría de que el Estado tiene que ser teocrático y totalitario, porque no se le permite a los musulmanes disentir. De hecho, también es parte de la ley islámica que si alguien se convierte a otra religión, alguien que era musulmán o alguien se vuelve un apóstata, se vuelve un ateo, entonces la ley islámica dice que el que mate a un apóstata se gana el cielo.

“La experiencia social de vivir en una sociedad islámica ortodoxa como Irán es muy parecida a la experiencia social de vivir en la Unión Soviética, porque en la Unión Soviética tampoco te podías salir del huacal. Y si tú expresabas opiniones que fueran distintas a las del Politburó que te estaba gobernando, pues entonces tú te arriesgabas a que cualquier vecino o inclusive tus parientes, tus hijos, el que fuera, te podía señalar como un supuesto imperialista capitalista y ¡vámonos! Te vas al campo de trabajo o algo peor”.

Y aunque ya no exista la Unión Soviética, el régimen de Putin “va cada vez más en la dirección del totalitarismo. Entonces, si lo que tú quieres es un Estado totalitario, ya sea por la vía más moderna del comunismo o de este nuevo capitalismo totalitario que se está ensayando en China y en Rusia, pues entonces vas a desarrollar una enemistad con el pueblo judío y con el Estado judío, muy parecida a la enemistad que tienen los musulmanes teocráticos, porque el pueblo judío es el defensor de las ideas que nos han liberado justamente del totalitarismo.

“El pueblo judío inventó la política liberal, porque el pueblo judío…. ¿Qué es el totalitarismo? El totalitarismo es la esclavitud. Los que viven en un estado totalitario, todos son esclavos. Y ¿qué es el pueblo judío? Ah, pues el pueblo judío es el pueblo que tiene una ley que organiza toda su civilización, que nace en una revuelta de esclavos.

“La tradición del Éxodo nos habla de los israelitas en Egipto, que eran esclavos del faraón, y entonces se organiza su líder, Moisés, ayudado de la deidad, arma una revuelta para que se escapen esos esclavos, y una vez que los esclavos están en el desierto del Sinaí, ya en libertad, reciben una ley que está diseñada para protegerlos de la opresión.

“Y esa ley y esa historia y el ejemplo de la sociedad judía en Occidente es justo lo que a través de los siglos ha tenido ese impacto, liberando la política, parte por la influencia directa del pueblo judío y también en parte a través del cristianismo, que adoptó muchos de los principios éticos del judaísmo, porque se representó a sí mismo siempre como una rama del judaísmo.

“Y entonces, gracias a que el cristianismo lleva dentro algunos conceptos muy importantes de la ética judía, también eso contribuyó a ir liberando la política occidental, aunque costó trabajo porque el gobierno de la Iglesia era grecorromano y los romanos eran totalitarios. Pero los libros que custodiaba el gobierno de la Iglesia, esos eran libros, sobre todo, judíos. Y esos, cuando los occidentales finalmente los pudieron empezar a leer, cuando los los protoprotestantes los empezaron a traducir a los idiomas europeos —porque estaba prohibido traducirlos, solamente podían estar en latín, que nada más lo hablaban los curas—, eso empezó a producir revoluciones en Europa y a lo largo de algunos siglos, finalmente, las revoluciones modernas que establecieron la democracia.

“Entonces, todas estas clases gobernantes que están buscando establecer el totalitarismo, entienden esta trayectoria histórica. Ellos saben que el pensamiento judío y el contenido de la Biblia y el ejemplo de los judíos en Occidente ha sido el motor de la liberalización de la política occidental y de la liberación de los pueblos europeos. Ellos lo entienden perfectamente.

“Entonces, ¿cuál es la motivación de atacar al pueblo judío y el Estado de Israel? Es esa. El pueblo de Israel y el Estado judío son el faro de las naciones, como lo dijo Isaías hace 2500 años. Entonces, no solamente con esto explicamos lo que está pasando en el mundo moderno, con esto explicamos todas las persecuciones y matanzas y conversiones forzadas que han sucedido en siglos anteriores, Es decir, todos los esfuerzos de desaparecer el pueblo judío tienen en su base la misma motivación: evitar que los pueblos se liberen, porque estas clases gobernantes lo que quieren son esclavos”.

 

Las razones del ataque

Después de ofrecernos el amplio contexto cultural, histórico e ideológico que sustenta a Hamás, Gil-White nos ofrece algunas ideas sobre las razones que tuvo esta organización para atacar suelo israelí el 7 de octubre, sobre por qué no se le han sumado tan violentamente otros grupos, como Hezbolá, y, finalmente, sobre las razones por las que el antisemitismo se extiende como un incendio en nuestros días.

“Se habla mucho de las fallas de la inteligencia israelí, presuntas fallas, porque realmente no sabemos qué pasó, pero como mínimo son fallas de inteligencia. Digamos que esa es la hipótesis más inocente de lo que pasó. Que hubo unas fallas de inteligencia históricas que ese día (…). Pero de lo que no se está hablando tanto es del acierto de inteligencia de Hamás. Porque Hamás, obviamente estaba enterado de que este era un buen momento para penetrar Israel.

“Entonces, para mí, para mi comprensión, es relativamente obvio que había buena inteligencia del lado de Hamás sobre la vulnerabilidad de esa frontera. Y no sé qué otra razón habría para esta fecha en particular, pero me imagino que esa es la más importante, porque fuera del valor simbólico de la guerra de ’73, obviamente lo más importante es la cuestión táctica. Si vas a poder entrar o no. Las condiciones tienen que ser favorables para que entres”.

Pero, ¿es posible que la guerra escale, que incluya nuevos frentes? “Sí es posible pero, a estas alturas, yo lo considero poco probable. A pesar de la declaración de guerra de (los hutíes) de Yemen y de un puñado de misiles que enviaron, lo considero poco probable.

“Es poco probable porque, por un lado, los misiles que aventaron los hutíes —de cierta forma es asombroso que puedan lanzar misiles de estos. O sea, quiere decir que los hutíes ya están armados hasta los dientes, porque se supone que esas son armas que solo tiene un estado— el sistema Arrow de Israel sí pudo con esos misiles. Lo cual también es asombroso (…) y eso es un aviso para todo mundo de que no está tan fácil atacar Israel. Eso, por un lado.

“Por otro lado, hemos visto que está muy molesto Jaled Meshal con Hezboláh,  se ha estado quejando en público de que por qué no han apoyado a Hamás, por qué no lanzaron un ataque desde el norte junto con ellos, etcétera. Los otros países no se han querido mover, a pesar de que están gritando “¡genocidio!” supuestamente, en Gaza. Que es la acusación más grave que podrían hacer contra Israel.

“De todas maneras no se han movido y la impresión que toda esta evidencia a mí me da, o sea, la hipótesis que yo creo que explica todo esto es que no era este precisamente el plan. Y esto ha pasado más de una vez. Cuando tú tienes una organización terrorista cuyas bases han sido adoctrinadas en el odio más consumado y están realmente sedientas de verter sangre judía —es gente cuya psicología ha sido destruida y lo único que anhelan es matar judíos—, pues esta gente es difícil de controlar sobre el terreno. Se te pueden salir de las manos.

“Y la hipótesis que a mí me gusta, que pudiera estar equivocada, pero que por lo menos parece ser consistente con mucha de la evidencia que estamos viendo, es que la operación que iba a hacer Hamás originalmente no era de la envergadura que fue. O sea, yo creo que el plan original era e

ntrar, matar algunas personas, secuestrar a muchas, pero no hacer una carnicería del tamaño que hicieron.

“Y hay algunas evidencias que yo he visto por ahí. No las he examinado con cuidado, pero he visto algunos reportes de que los mismos operativos de Hamás, los terroristas de Hamás que estaban sobre el terreno cometiendo estos crímenes, estaban ellos mismos sorprendidos de lo fácil que fue. Yo escuché que había que se habían capturado conversaciones y en algunos de los intercambios con sus jefes y demás, ellos estaban muy sorprendidos de lo fácil que fue entrar a Israel y de la poca resistencia que se encontraron.

“Y fue en ese momento, creo yo, que se volvieron locos. Dijeron ‘Ah, entonces nadie va a defender a estos cochinos judíos, Me los voy a sonar a todos’. Porque como ya están desquiciados ahí dijeron ‘bueno, pues me voy a cubrir de gloria como guerrero musulmán, voy a matar a todos estos infieles, me voy a ir al cielo’. Uno parece ser que le habló a su mamá con el teléfono de una mujer que había asesinado para que su mamá lo felicitara.

“Entonces, no había una coordinación con Hezbolá y con todos estos estados para una guerra general contra Israel, porque ese no era el plan. Esa guerra general va a venir en algún momento, la vienen armando desde hace mucho tiempo (…), pero yo creo que no estaba planeado para esta fecha y están tratando de hacer control de daños ahorita para ver si logran salvar a Hamás, y si no logran salvar a Hamás, pues por lo menos que no se pierda otra pieza del rompecabezas.

“Es muy importante ahorita que Hezbolá no se vuelva loco y no empiece a atacar, porque si hacen eso le dan la excusa a Israel de entrar a destruir Hezbolá y entonces se pierden dos fichas en el tablero en vez de nada más una. Esa sería mi interpretación. Por supuesto, puedo estar equivocado, pero creo que es consistente con la evidencia que estamos viendo”.

Hamás, ¿creación israelí?

Las críticas al gobierno de Netanyahu se han recrudecido. Se le acusa de haber permitido que Hamás se fortaleciera, a fin de mantener una división entre los palestinos. Otros van más lejos y aseguran que fue el propio gobierno israelí el responsable de la creación de Hamás, su actual enemigo. Al respecto, Gil-White nos ofrece un recuento histórico que deja pocas dudas:

“Lo primero sería contestar si es cierto que Israel creo Hamás. No, es perfectamente falso. Esto es un rumor que fue sembrado por la inteligencia estadounidense. Esto lo hizo la CIA. Lo sembraron con un artículo de United Press International, que es uno de estos servicios de cable que son la columna vertebral de todo el sistema de noticias.

“En 2002, United Press International publicó un artículo en el que no presentaron evidencia alguna. Simplemente reportaron que varios agentes, varios operativos de la inteligencia estadounidense, estaban afirmando eso. Entonces, UPI dijo ‘bueno, pues ellos lo afirman y por lo tanto ha de ser cierto’. Lo cual,  obviamente, no tiene ninguna lógica.

“Yo entiendo que la gente inocentemente cree, porque sucede en los medios todo el tiempo, que tiene algo de sentido entrevistar a los operativos de las agencias de inteligencia para que expliquen en medios qué está sucediendo en el escenario geopolítico mundial.

“Yo entiendo por qué la gente cree que esto tiene sentido, porque se dicen a sí mismos ‘bueno, pues los operativos de inteligencia saben mucho. Están estudiando la situación geopolítica. Están recolectando mucha inteligencia de todos lados, tienen muchas herramientas para concentrar la mejor información y analizarla’.

“Y sí es cierto que los espías saben mucho, porque sí se dedican a recolectar y analizar información, pero a lo que no se dedican es a informar con la verdad. Esa no es parte de su función. Por el contrario, el espía a lo que se dedica es a timar al público. Son estafadores. Los espías se dedican a mentir para conseguir un resultado político.

“Entonces es una locura que hayan condicionado a la gente a ver como normal que los medios entrevisten a los espías para explicar el mundo. Eso está de cabeza. Claro que los espías te van a dibujar el mundo como les conviene para las metas políticas del Estado para el que trabajan. No tiene ningún sentido entrevistar espías para tratar de entender el mundo, pero eso es lo que hacen.

“Entonces, ese artículo de United Press International, eso es lo que hace:  entrevista a varios espías gringos cuyos nombres no da. Da tres nombres nada más. Y yo yo investigué esas tres personas. Entonces yo tengo un artículo, nada más para para ir al fondo de esto, que analiza todo lo que dijeron en ese artículo original de United Press International y yo demuestro que no hay nada tras de esto. Nada.

“De hecho, de lo que se agarraron cuando rastreas el mero origen de todo esto, resulta que estaban agarrando un evento de 1981 cuando el gobernador de Gaza, que se llamaba Yitzhak Segev, estuvo apoyando a algunas mezquitas en Gaza, porque el imán de Gaza, que era un clérigo musulmán muy prestigiado, por eso les decían el Imán de Gaza, lo identificaban con todo el territorio.

“Él de hecho estaba bregando por la paz. Él había encabezado una delegación que viajó a Egipto a apoyar a Anuar Sadat en su firma del tratado de paz con Menajem Begin. Lo había apoyado este, que era el Imam de Gaza. Y cuando regresó de Egipto a Gaza, después de haber hecho todo esto, la OLP lo asesinó. Lo asesinó por estar apoyando la paz.

“Entonces. ¿A quién estaba apoyando Yitzhak Segev en 1981?, a los seguidores del Imán de Gaza que querían la paz, que estaban muy valientemente defendiendo la paz porque pagó con su vida por esto. Entonces, eso era lo que estaba apoyando Yitzhak. En 1981 no estaban apoyando a Hamás porque Hamás no existía; a Hamás lo crearon en 1987, en la primera Intifada.

“Cuando yo rastree de qué se estaban agarrando para decir que Israel creó Hamás, lo único que había detrás de esto era que seguía en ’81 le había dado algo de apoyo a las mezquitas de Gaza. Pero el contexto, una vez que lo investigas es este. El contexto es que el Imam de Gaza y la gente que lo seguía estaban apoyando el tratado de paz de Egipto con Israel, mientras que la OLP quería destruir ese tratado de paz porque el interés de la OLP era la destrucción de Israel.

“Entonces, en ese momento histórico, el Estado, el gobierno de Israel, apoyó a unas mezquitas en Gaza. ¿Por qué? Porque esas mezquitas estaban apoyando la paz en contra de la OLP. Eso, después, con la transformación que hicieron los espías gringos, se convirtió en la narrativa de que Israel supuestamente había creado Hamás para que OLP-Fatah tuviera un rival. Pero todo eso es absurdo.

“Ya dijimos antes que no hay ninguna rivalidad entre Hamás y OLP-Fatah. Ninguna. Desde el principio, Hamás es el mero hermano de OLP. Entonces, sobre eso, es totalmente falso. Pero eso no detiene a nadie porque, desde hace 2500 años, o por lo menos desde hace 2000 años, desde que nos volvimos una civilización cristiana en Occidente, fundada sobre la acusación de que los judíos supuestamente mataron a Dios,  la gente cree cualquier acusación contra los judíos.

“Entonces, no necesitas documentar nada. Nada más le preguntas a algunos espías. Los espías dicen Israel creó Hamás y esto al siguiente día se convierte en un rumor que todo el mundo repite como algo demostrado. Ya está en boca de los mandatarios de distintos países. Gustavo Petro, hace un par de semanas, dijo a medios lo mismo, que Israel supuestamente había creado Hamás.

“Y ¿para qué se usa esta acusación? Para que la gente diga ‘ah, pues entonces se lo merecieron. Si ellos crearon Hamás, pues entonces se merecen todo lo que está pasando’, porque así funciona el antisemitismo. Bueno, entonces esa es la primera pregunta. La segunda es si Netanyahu ha estado apoyando a Hamás para fortalecerlo en contra de OLP-Fatah, y ya lo contestamos.

“Fortalecer Hamás no debilita OLP-Fatah. Son lo mismo. OLP-Fatah le entregó Gaza a Hamás como parte de una estrategia conjunta que tienen todos con Irán, porque todos son Irán. No necesariamente es falso que Netanyahu ha estado permitiendo el crecimiento de Hamás. Esa acusación pudiera ser cierta. Lo que es totalmente falso es que lo hubiera hecho para contrarrestar a OLP-Fatah. Eso no tiene ningún sentido, porque son lo mismo.

“Pero sin duda es cierto, en mi opinión, que Netanyahu no ha hecho mucho para mermar el poderío de Hamás en Gaza. Nada. Pues no han hecho más que armarse hasta los dientes. Todo eso sucedió bajo las narices de Netanyahu. La crítica que sí es razonable contra Netanyahu es que no ha estado protegiendo a los israelíes porque sin duda Hamás se ha vuelto muy poderosa en estos últimos años.

“Mira nada más lo que acaban de hacer y está todo el territorio de Gaza ya perforado de túneles que han estado construyendo, de hecho, con materiales que Israel le ha enviado a Gaza. Entonces, pues tendrías que decir que la inteligencia israelí no sirve para nada. Que no están enterados de que el cemento que mandan a Gaza lo usan para construir túneles terroristas, que no están enterados de que la tubería que enviaron a Gaza,  supuestamente para que construyeran, acueductos y abastecer de agua a la población de Gaza, la estuvieron cortando y convirtiéndola en misiles para atacar a los civiles israelíes.

“Tendrían que no estar enterados de eso también. Pero, ¡qué barbaridad! Si Hamás hace videos para presumir que eso es lo que están haciendo con estos materiales. Entonces, yo creo que es más razonable decir que sí están enterados y que no han hecho un buen trabajo de debilitar a Hamás y proteger a la a la población civil israelí”.

En cuanto a las comparaciones entre Hamás y los nazis, Gil-White asegura que “yo mismo he hecho esas comparaciones. Yo creo que la ideología de Hamás y la ideología de los nazis alemanes, como lo he dicho en otros foros, es indistinguible, excepto por el detalle cosmético de que la ideología de Hamás está anclada en un argumento teológico, mientras que la ideología de los nazis alemanes está anclada en un argumento pseudocientífico.

“Pero en ambos casos se agarran de mentiras históricas y en ambos casos la meta es la meta final de exterminar al pueblo judío. Las diferencias que tienen a mí me parecen cosméticas. Lo que es fundamental es que son movimientos genocidas, antisemitas y que en ambos casos lo que pretenden es construir un mundo totalitario donde todos vamos a ser esclavos”.

Finalmente, la conversación deriva en el antisemitismo. En las manifestaciones de apoyo a Palestina y en el aumento de 500% en las expresiones antisemitas, documentado por la Organización Sionista Mundial.

“Yo creo que hay más, mucho más apoyo a Israel de lo que parece. Yo creo que hay mucha gente asustada, agachada, que está intimidada por estas manifestaciones a favor de Hamás. Es importante precisar que son manifestaciones a favor de Hamás, no son manifestaciones a favor del pueblo árabe palestino, porque si fueran manifestaciones a favor de los árabes palestinos serían manifestaciones en contra de Hamás.

Nadie le hace más daño a los árabes palestinos que Hamás. Entonces, son manifestaciones a favor de Hamás, independientemente de lo que digan en las calles, son a favor de Hamás, porque el que realmente se preocupa por los árabes palestinos es un opositor de Hamás. Entonces yo creo que estas manifestaciones a favor de Hamás han asustado a mucha gente que sí está a favor de Israel, y entonces la foto que nos llevamos de las calles es una que nos da una impresión engañosa de la relación de fuerzas.

“Y también creo que es importante precisar que en estas manifestaciones a favor de Hamás hay muchos musulmanes. Porque ya hay muchos musulmanes en occidente y ellos son la punta de lanza que organiza estas manifestaciones. Y una proporción importante de la gente que se está manifestando son musulmanes. Eso no quiere decir que no importe. Claro que es importante y preocupante que haya multitudes gigantescas protestando y haciendo disturbios a favor de Hamás.

“No lo quiero minimizar, pero sí quiero matizar porque esta gente que está protestando es gente que está siendo igualmente adoctrinada en las mezquitas, porque las mezquitas que se han construido en Occidente, sobre todo en Europa, también en Estados Unidos, son mezquitas que se financian con dinero de los estados yihadistas. O sea, los que construyen estas mezquitas son los Estados de Qatar y de Kuwait, Arabia Saudita, Turquía, inclusive algunas las ha construido Irán.

“Entonces, por supuesto que los clérigos en estas mezquitas están predicando yihad y están radicalizando a estas poblaciones musulmanas dentro de Occidente. Todo eso es muy preocupante. No lo quiero minimizar, pero sí quiero matizar que esos musulmanes radicales no representan a los occidentales. También hay occidentales en estas manifestaciones. No quiero minimizar eso, pero creo que nos estamos llevando una impresión un poco engañosa de la relación de fuerzas.

“Y entonces, lo que es muy importante, en mi opinión, es que los occidentales que no estamos de acuerdo con este apoyo a Hamás que estamos viendo en las calles también salgamos a las calles y también nos pronunciemos en público, en todos los foros que podamos y en conversaciones privadas, digamos lo que pensamos, que no nos agachamos, porque cuando uno se agacha, hay un fenómeno psicológico muy importante que se llama la espiral del silencio.

“Entonces, ¿cómo funciona la espiral del silencio? Imagínate que tú estás en un cóctel y estás platicando con un grupo de diez personas y son personas que no conoces bien, son conocidos pero no son tus amigos, no sabes realmente qué piensan sobre muchas cosas y entonces estamos platicando, echando la copa y de pronto alguien hace un comentario antisemita o un chiste antisemita. Y algunos se ríen, pero nadie dice mucho y nadie protesta. Nadie reta el comentario. Nadie lo disputa.

“Y entonces, pues tú, con esta evidencia, te vas a tu casa, vas manejando a tu casa después y te dices a ti misma ‘¡Híjole! En ese grupo en el que yo estaba, todos eran antisemitas’. Y ¿por qué estás diciendo esto? Estás diciendo esto porque uno hizo un chiste y de los otros nueve nadie se quejó. Nadie se ofendió públicamente. Nadie creó una escena. Ahora. Entonces tú te vas a tu casa y dices ‘Híjole, todos son antisemitas’.

“Y entonces lo que empiezas a sentir es una presión de tú también volverte antisemita. ¿Por qué? Porque percibiste que todo mundo en ese círculo era antisemita y tú dices ‘yo no quiero ser el que está fuera de la sociedad. Yo no quiero ser la voz única que defiende una posición que todo el mundo repudia’.

“Entonces, empiezas a sentir una presión social muy fuerte para unirte a la mayoría. Y este es un proceso psicológico muy famoso. Se llama conformismo. Está muy bien estudiado. Todos sentimos una presión a alinearnos con lo que percibimos que son las las ideas o las normas mayoritarias en nuestra sociedad.

“Esto pudo haber sucedido en un grupo en el que nadie era un antisemita, salvo el que hizo el chiste. Lo que pasa es que la gente tiene horror de hacer una escena. Y eso también es un fenómeno psicológico muy bien entendido. De hecho, este es el mecanismo próximo que nos empuja al conformismo. Así funciona la adaptación psicológica. Sentimos horror de hacer una escena. Nos da una zozobra interna tremenda.

“Por eso mucha gente se muere ahogada en el baño. Cada año, miles de personas mueren ahogadas en el baño. ¿Por qué? Porque están comiendo en un restaurant o están comiendo con la familia y se les atora algo en la garganta y no quieren escupir. No quieren hacer todo el teatro. La escena horrorosa, vergonzosa, de escupir el pedazo de comida en frente de todo el mundo.

“Entonces, se encierran en el baño para tratar de escupirlo ahí. Y como se encerraron, ya nadie puede abrir para ayudarlos. Y ahí se les queda en la garganta y se mueren. Se mueren de vergüenza porque no quisieron hacer una escena. Entonces, este miedo de hacer una escena es tan poderoso que si alguien hace un chiste antisemita en un coctel, aunque los otros nueve del grupo no estén de acuerdo, van a sentir un horror de confrontarlo, porque confrontarlo requiere mucha energía.

“Entonces, tú presencias es eso y te vas a tu casa pensando ‘todos son antisemitas’, pero es posible que ninguno fuera antisemita. A esto lo llaman la espiral del silencio. Porque cuando hay silencio de la gente que no está de acuerdo con una minoría ruidosa, lo que casi todo el mundo concluye es que la gente está de acuerdo con esa minoría ruidosa.

“Y esa presión social que la gente empieza a sentir, que es falsa, porque es una minoría, no es una mayoría, pero empiezas a sentir que es una mayoría, y entonces esa sensación de que hay una mayoría antisemita, pues acaba por convencer a mucha gente. Acaba por convencerla de también volverse antisemita. Entonces esto lo llaman la espiral del silencio, porque varias iteraciones de este proceso pueden producir un fenómeno social donde lo que era una minoría se convierte en una mayoría.

“El gran experto de la espiral del silencio, la académica que volvió famosa como concepto y como teoría, la espiral del silencio, se llamaba Elisabeth Noel- Neumann y era una nazi que trabajaba para Joseph Goebbels. Entonces. ¿Cómo le haces para transformar una sociedad que no es antisemita en una sociedad antisemita? A través de la espiral del silencio, lo que necesitas es una minoría ruidosa que intimide al resto.

“Y si esa minoría ruidosa intimida al resto y el resto se calla, aunque sea la mayoría, esa mayoría va a creer que no es mayoría, va a creer que es una minoría porque no vio resistencia y la presión social que siente al final termina por convencerla de volverse antisemita. Los nazis entendían esto muy bien. Ellos produjeron esta teoría”.

Como un mensaje final, Gil White asegura que frenar la ola depende de quienes no la iniciamos. “Depende de nosotros. Depende de que los que no estamos de acuerdo alcemos la voz. De eso depende”. Y pide: “No se agachen. La Segunda Guerra Mundial sucedió, como lo explica la teoría de Elisabeth Noel-Neumann, porque la mayoría de buena voluntad se agachó.

“Y entonces terminó concluyendo que no estaba en la mayoría, que los nazis eran la mayoría cuando no eran. Por eso es muy importante, cuando hay una minoría ruidosa, que la mayoría no se agache. Tenemos que publicar lo que pensamos. Lo tenemos que decir en voz alta. Tenemos que confrontar el antisemitismo. Es muy importante”.

Francisco Gil White es el fundador de MOR ( Management of Reality).

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Israel no está solo

En la batalla de la información, estamos al frente
Llegamos a 8 millones de personas al mes
Únete a la defensa del único Estado Judío
Se parte de la Comunidad Enlace Judio

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD 👈