A 100 días de su secuestro, y 45 después de ser liberada, la familia de Ilana Gritzewsky ofreció una conferencia remota para medios de comunicación, auspiciada por la Embajada de Israel en México. Te contamos lo que dijeron.

 

 

“La mitad de Ilana está en Gaza”, dice Miriam Camhi, madre de Ilana Gritzewsky, confirmando las palabras de Jaim, hermano de la chica secuestrada por Hamás y posteriormente liberada tras 55 días de cautiverio. Lo hacen en una conferencia remota organizada por la Embajada de Israel en México y ante la presencia de medios de comunicación y la propia titular de la institución.

“El proceso cuando llegas y la ves y la abrazas y la ves viva y le preguntas cómo está y la ves completa y la ves bien, pues agradeces, agradeces y sabes que la tienes de regreso. Y conforme pasan los días, ella va bien. Al principio es muy difícil. No hay palabras cómo explicar, porque regresa físicamente, pero sabes que su corazón y su pensamiento sigue allá”, agrega Camhi.

La conferencia se celebra para aprovechar una efeméride sombría: este 14 de enero se cumplieron 100 días desde la masacre de Hamás, la milicia fundamentalista que gobierna la franja de Gaza, penetró en territorio Israelí.

Y aunque la prensa internacional y la opinión pública se han volcado sobre la noticia de que Sudáfrica ha presentado una denuncia ante la Corte de Justicia Penal de La Haya por genocidio contra Israel, para la sociedad de ese país, y particularmente para los familiares de las personas secuestradas, este sigue siendo el hecho más importante, el que ocupa sus acciones y su pensamiento.

“Estamos trabajando mucho”, agrega la madre de Ilana. “Estamos yendo a terapia. Ella va a terapia, tiene mucho apoyo, mucho apoyo emocional, mucho apoyo de compañía. Es increíble la calidez con la que la gente de aquí nos ha recibido. Todos los días tenemos muestras de apoyo”.

Imagínense lo que son 100 días en cautiverio

Antes de que los familiares de Ilana Gritzewsky expresaran su opinión y compartieran sus emociones con la prensa que se conectó a la reunión mediante la plataforma Zoom, la embajadora de Israel en México, Einat Kranz Neiger, ofreció una breve introducción al tema, en el que buscó la empatía del público que hoy parece abocado exclusivamente a las consideraciones por la población palestina.

“El 14 de enero se cumplieron 100 días del ataque brutal del movimiento terrorista Hamás en contra de Israel, y el secuestro de 240 personas, de las cuales, 136, permanecen todavía en cautiverio de Hamás en Gaza, sin que se sepa, sin que se proporcione ningún tipo de información sobre su paradero, sobre la situación en la cual se encuentran.

“Imagínense lo que son 100 días, más de 100 días, en contra de su voluntad, en situación muy difícil, en la cual se encuentran esas personas que aunque no sepamos exactamente cómo están, pueden imaginarse que están en muy malas condiciones, están en muchos casos en túneles bajo tierra sin ver la luz del sol, con muy poca comida, muy poca agua.

“Tenemos evidencias de algunos de los prisioneros que si fueron liberados, que contaron de maltrato, de humillaciones, de violaciones de mujeres y hombres , una situación muy difícil de los secuestrados y muy peligrosa; hay varios secuestrados que tienen condiciones médicas y no recibieron sus medicamentos hace más de 100 días y obviamente, la situación en la cual están, seguramente empeoró mucho su situación”.

La diplomática resaltó que esas 136 personas viven en una constante situación de peligro y dijo que “Israel está haciendo todo lo que puede para llegar a un algún tipo de acuerdo para que se pueda liberar (a los rehenes). Y estamos llamando a la comunidad internacional a apoyar, a ayudar, a alzar la voz para que todos los secuestrados vuelvan a sus casas ya“.

Respecto a la situación de Orion Hernández, ciudadano mexicano secuestrado en Gaza, Kranz aseguró que “estamos obviamente llamando su liberación inmediata, igual como a las de los demás secuestrados”.

Recordar cómo empezó todo esto

Por su parte, Jaim Gritzewsky, hermano de Ilana, hizo un llamado a recordar cómo comenzó esta historia que ha dado un vuelco ante la opinión pública al colocar a Israel como el perpetrador de una matanza que pareciera, al menos según el relato de algunos periodistas y medios, comenzó espontáneamente.

“Creo que a veces tres meses son suficientes para olvidar. Y tiene que ser recordado que esto empezó como una masacre, sacando (Hamás) a gente de sus casas, matando a gente en un festival en el que solamente estaban disfrutando; todo eso se sigue sintiendo aquí tres meses después, pero al menos aquí, en Israel, donde estamos ahorita, se sigue sintiendo como si hubiera sido ayer”.

Jaim Gritzewsky recordó el motivo por el que Ilana, su hermana, sigue parcialmente cautiva en Gaza: “Matan (su novio) sigue secuestrado también. Entonces, a pesar de que salió, se sigue sintiendo que la mitad de ella está dentro todavía. Está haciendo lo mejor que puede. Está siendo fuerte por Matan. Creo que no me corresponde a mí ni a nadie más que a ella contar su historia. Entonces, cuando ella decida que es el momento y cuando ella esté lista, contará lo que ella crea pertinente”.

Los familiares de Ilana Gritzewsky coincidieron en que, en Israel, se vive un ambiente de gran unión y solidaridad en torno a las víctimas y sus familias. Ambos militan en una organización que se creó a partir del secuestro de los 240 ciudadanos israelíes, donde realizan voluntariado.

“Desde que yo llegué, y mi mamá llegó aquí también, hemos sido parte del movimiento Bring Them Home, que es una organización creada por y para las familias (de los secuestrados), en la que se hace todo lo que se puede para que sobrellevemos esta situación. Y bueno, mi hermana está de regreso y creo que ahora nos corresponde a nosotros también poner nuestro granito de arena para seguir alzando la voz por esas 140, 130 personas que están todavía secuestradas, y para que el mundo se dé cuenta de lo que está pasando”.

Gritzewsky hizo referencia al video publicado recientemente por militantes de Hamás, en el que se muestra la aparente muerte de dos rehenes israelíes. “Siendo que esto sea cierto o no, es una tortura psicológica para las familias. Ayer vi cómo eso se reflejó en la mamá de Matan y no quiero decirles el sufrimiento que es, porque no solo su hijo está secuestrado, no sabe nada de él, no ha recibido atención médica, sino que además se les tortura a las familias de esa manera, con ese tipo de juegos psicológicos.

“Y les puedo hablar de lo que veo en la familia de Matan, pero como ellos hay 140, 130 familias más sufriendo lo mismo, el mismo dolor, la misma angustia. Y bueno, al menos aquí, en Israel, esas 140 familias son familias de todo el país también, y el país está en el mismo sufrimiento”.

La acusación de genocidio, una distorsión

Pese a que la finalidad de la conferencia era que los medios de comunicación pudieran conversar con los familiares de una de los dos mexicanos secuestrados por Hamás el 7 de octubre, varios periodistas conectados hicieron preguntas relativas a la postura de Israel sobre el juicio que promovió en su contra Sudáfrica por el crimen de genocidio.

Al respecto, la embajadora Einat Kranz Neiger fue muy enfática y elocuente. Ofreció diversos datos para contrastar la información que posee la opinión pública actualmente y llegó al punto de acusar a Sudáfrica de ser cómplice de Hamás.

“Se trata de una denuncia absurda y ridícula. Sudáfrica está cooperando con Hamás, está funcionando como el brazo jurídico representando un movimiento terrorista genocida, ellos mismos son los que perpetraron actos de crímenes de guerra, crímenes de lesa humanidad y de genocidio en el ataque del 7 de octubre”, dijo la diplomática.

También explicó que “Israel está cooperando con la Corte Internacional de Justicia en La Haya. Una delegación de muy altos funcionarios jurídicos estuvo en La Haya los últimos jueves y viernes, la semana pasada, y dieron la respuesta de Israel, la postura de Israel”.

En su opinión, la acusación “es una distorsión de la realidad para Israel que se está defendiendo, que fue atacado. Esta guerra nos fue forzada. Nosotros no quisimos esta guerra, no la empezamos. Estamos defendiendo a nuestra población y a nuestro territorio y es una distorsión de la realidad decir que Israel está cometiendo genocidio cuando los terroristas, los monstruos que violaron, mutilaron, asesinaron y secuestraron a los inocentes, ellos son los que dicen que Israel es el criminal”.

Todavía más absurdo: “Hamás mismo no está en La Haya. No participa en la denuncia, no está denunciado. O sea, están denunciando a la parte que es la víctima de esto, la que se está defendiendo. Es muy importante destacar que los ataques de Israel y las acciones militares de Israel no están dirigidas a la población civil, están dirigidas a los terroristas de Hamás”.

La embajadora lamentó que “la población civil sufre las consecuencias. Es una guerra. Es una cosa muy trágica y muy triste, pero el objetivo de los actos militares de Israel son los terroristas de Hamás. Israel se tiene que defender, Israel tiene que desmantelar todo lo que es la estructura terrorista de Hamás para que Hamás no pueda repetir” los actos perpetrados el pasado 7 de octubre.

A Israel le hubiera gustado escuchar  de México una postura más firme de respaldo

Kranz Neiger dijo que espera que la Corte no acepte la acusación de Sudáfrica y aseguró que Israel se conduce con apego a las leyes internacionales en materia de guerra. También reconoció que al gobierno de su país le hubiera gustado escuchar del de México una postura más firme de respaldo, pero recordó que ambos países mantienen una buena relación y un activo intercambio desde hace más de 70 años.

A insistencia de los periodistas, la embajadora recordó que las cifras que pretenden dar sustento a la acusación de Sudáfrica por genocidio son ofrecidas por el Ministerio de Salud de Gaza, que forma parte del gobierno de Hamás, y dijo que no le parecen confiables.

También recordó que Israel ha descubierto centros de operación de la organización terrorista instalados en hospitales, escuelas y mezquitas, y en edificios aledaños a sedes de la ONU, y aseguró que muchas de las víctimas mortales del conflicto eran combatientes de Hamás o murieron como consecuencia del lanzamiento fallido de cohetes por parte de la organización islámica.

Antes de concluir la conferencia, Jaim Gritzewsky leyó los nombres de las 136 personas que continúan cautivas en Gaza. “Así que, como se dan cuenta, 136 son bastantes personas cuando las mencionas”, remató.

 


Las opiniones, creencias y puntos de vista expresados por el autor o la autora en los artículos de opinión, y los comentarios en los mismos, no reflejan necesariamente la postura o línea editorial de Enlace Judío. Reproducción autorizada con la mención siguiente: © EnlaceJudío

Comunidad Enlace Judío

¿Nuestro periodismo es importante para ti?

¿Confías en Enlace Judío para una cobertura precisa y oportuna en este momento?

En ese caso, únete a la comunidad Enlace.
A partir de $100 MXN al mes, podrás:

  • Apoyar a nuestros periodistas independientes que trabajan las veinticuatro horas del día
  • Ser reconocido como parte de nuestra comunidad con una bendición semanal
  • Acceso a contenido exclusivo
  • Acceso a eventos exclusivos, en caso de haberlos
  • Servicio de noticias instantáneas sobre Israel y el mundo judío a tu celular, así como a nuestras transmisiones en vivo.

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD 👈