Inicio » Opinión » Literatura » Crónicas Intrascendentes. Parte CCX

Crónicas Intrascendentes. Parte CCX

LEÓN OPALÍN PARA ENLACE JUDÍO MÉXICO

La tecnología en el ADN de los niños

La tecnología informática se ha infiltrado en la forma de ser y pensar de los niños desde la más temprana edad.

La semana pasada me sorprendió ver a mi nieta Orli, de año y medio, aparentemente jugando con mi celular, no obstante, con su dedito “apretaba” diligentemente diferentes opciones de la internet, hasta que de repente, quizá por casualidad, encontró la música infantil y las escenas de la “granjita”, que frecuentemente ve en la computadora de su mamá y que tanto le divierten y que ella, a un ritmo muy alegre, empieza a bailar. Desde hace dos meses mi esposa y yo vemos a nuestra nieta por “face time”, donde conversamos y jugamos con ella, obviamente mi hija Tali nos conecta a la aplicación. Inicialmente Orli no estaba consciente de lo que pasaba, creía que estábamos físicamente frente a ella, incluso levantaba sus brazos para que mi esposa la cargara. Sin embargo, la semana pasada, la niña le llevó el teléfono a su mamá y le dio a entender que la comunicara con su “abu” (abuelita); el dispositivo de las TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación) “ya está instalado en su cerebro”, el reto para sus padres es que manejen prudentemente el uso de las TIC y no se vuelva una adicta a éstas como está sucediendo con miles de millones de personas en el mundo, niños y adultos, que se desconectan de sus familias y de la sociedad en general.

La cuarta revolución industrial

Ligado a los extraordinarios avances que registra la tecnología y a las expectativas de hacia dónde se orienta su desarrollo en el futuro próximo, recibí un escrito de mi amigo Gerardo, que apunta las profundas transformaciones que seguirá experimentando la manera de producir los bienes y servicios en diferentes sectores de la economía y en la forma de vivir y desempeñarse de los individuos. Les comento algunas ideas expresadas en ese documento, que por momentos parecen rayar en la ficción, a saber:

Quiebra de compañías en varios sectores, entre otros, el de papel para fotografía. En 1998 Kodak empleaba a 170,000 personas y vendía el 85.0% del papel fotográfico del mundo, apenas unos años después su modelo de negocio desapareció y quebró, nadie imaginó en 1998 que nunca más se tomarían fotografías en papel impreso.

El software (sistema operativo) destruirá a las empresas más tradicionales en los próximos 10 a 15 años. Así por ejemplo, la compañía Uber es sólo un instrumento de software, no es propietaria de automóviles; en el presente ya es la empresa de taxis de mayor tamaño en el mundo, al igual que Airbnb, sin ser propietaria de ningún hotel, es la firma hotelera más grande a nivel internacional.

Inteligencia artificial: las computadoras han permitido entender mejor al mundo. En EUA los jóvenes abogados difícilmente encuentran un trabajo, en virtud de que la gente, a través de la aplicación IBM Watson, puede obtener asesoría legal en cuestión de segundos con una precisión de 90.0% en relación a 70.0% que otorgan los abogados. Se estima que el número de abogados será menor en 90.0% al existente hoy día en pocos años; sólo permanecerán los especialistas. La aplicación Watson también ayuda para diagnosticar a los médicos el cáncer cuatro veces más acertadamente que los estudios de médicos humanos. Facebook tiene ya una aplicación con un patrón de reconocimiento de rostros humanos superior al que realizan los individuos físicamente. En este contexto, se considera que en el 2030 las computadoras serán más inteligentes que los humanos.

Automóviles Autónomos: se estima que los primeros automóviles sin conductor se ofrecerán al mercado en el 2018 y en el 2020 la industria automotriz iniciará un cambio radical en la fabricación de vehículos porque la gente no tendrá que manejarlos ya, se podrá solicitar un automóvil por un celular el cual será conducido a un destino específico. Las personas no tendrán necesidad de estacionar el vehículo, solo pagarán por la distancia recorrida y podrán desarrollar una actividad productiva durante su itinerario; el tránsito de las ciudades podría reducirse dramáticamente, entre 90.0% y 95.0%. Los espacios de estacionamiento serán susceptibles de transformarse en parques públicos. Igualmente, disminuirán drásticamente los accidentes automovilísticos, se salvarán un millón de vidas al año.

En este mar de innovaciones los fabricantes tradicionales de automóviles, para no quebrar, se verán precisados a asociarse con compañías fabricantes de “computadoras sobre ruedas”. Igualmente, las aseguradoras enfrentarán serías dificultades en su operación al reducirse los accidentes de tránsito. Por otra parte, es previsible que las ciudades se vuelvan más amigables con el predominio de automóviles eléctricos, que no producen ruido y poca o nula contaminación atmosférica. El precio de la energía bajará de manera importante y cada vez más se utilizarán fuentes alternativas para generar electricidad solar o eolitica, entre otras; en este ámbito, es posible que en una década desaparezcan un gran número de productores de energía con base a carbón. La electricidad más barata podría aumentar la disponibilidad de agua a través de procesos que utilicen esta fuente de energía para desalinizar agua de mar.

Los avances en materia de salud están siendo extraordinarios, en breve saldrá al mercado un aparato médico denominado Tricorder que se conecta a un celular de un usuario y puede “escanear” su retina, medir su presión arterial y su ritmo respiratorio. Asimismo, podrá identificar más de 50 enfermedades.

Las impresoras en tercera dimensión en los próximos 10 años serán 100 veces más rápidas que las actuales y su costo de aproximadamente 18,000 dólares hoy en día, declinará a 400 dólares.

En el sector financiero las transformaciones para otorgar préstamos a las personas y empresas están haciendo que los bancos pierdan participación en el mercado, cada día se presta más a través de plataformas de crowdfunding que son empresas que por una comisión ponen en contacto a oferentes y demandantes de recursos financieros; en caso de impago del demandante de fondos, las empresas que intermedian el crédito no reembolsan a los inversionistas sus recursos, aunque tratan de recuperarlos. Los créditos no están garantizados y los riesgos deben ser evaluados por los inversionistas, sin embargo, en varios países existen normativas que fomentan las medidas para mejorar la infraestructura de seguridad y cibernética para evitar fraudes. En este tipo de operaciones no solo existe el riesgo de crédito también los hay en cuanto ataques cibernéticos, robo de datos o desaparición de las plataformas. El mercado global de crowdfunding sumó alrededor de 145,000 millones de dólares en el 2015, un incremento de 267.0% respecto al año previo.

En general, la operación y las funciones tradicionales de las instituciones financieras “son usurpadas” por nuevos modelos de negocios liderados por tecnología, previéndose que en una década más de un tercio de sus operaciones estarán en manos de las empresas tecno financieras que utilizan “métodos ligeros y ágiles para desarrollar productos innovadores, en tanto que las instituciones financieras tradicionales se están quedando rezagadas por estar involucradas en complejos procesos de desarrollo de tecnologías, por temas legales y de sistemas centrales”.

La tecnología se esta convirtiendo en una especie de religión que parece desafiar a Dios, no obstante, los problemas existenciales del hombre persisten, al igual que la pobreza, la desigualdad social y el riesgo de un colapso en el sistema ecológico del mundo. Quizá no deberíamos ilusionarnos tanto en las bondades de la tecnología, sino ponerlas al servicio del hombre, humanizarlas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *