Inicio » Noticias » De terrorista a experto en la universidad

De terrorista a experto en la universidad

ELIZABETH COHEN
La Universidad George Washington ha contratado a un ex islamista para trabajar en su centro en seguridad nacional – un hombre que una vez denunció a los Estados Unidos y profirió amenazas contra los creadores de la serie de televisión “South Park” por representar al profeta Mahoma en traje de oso.

SILVIA SCHNESSEL PARA AGENCIA DE NOTICIAS ENLACE JUDÍO MÉXICO – Si bien extremistas reformados han trabajado en universidades de Europa ayudando a combatir el terrorismo, se cree que es la primera vez en Estados Unidos.

Jesse Morton, conocido como Younus Abdullah Muhammad cuando era reclutador de Al-Qaeda, aporta una “perspectiva única” para las actividades de lucha contra el terrorismo, dijo Seamus Hughes, director adjunto del Programa sobre el extremismo en el Centro Cibernético y de Seguridad Nacional de la Universidad George Washington.

“No hemos encontrado la forma de llegar a ese individuo que pasa por el camino de la radicalización”, dijo Hughes. “Jesse ha estado en ese mundo y ha salido de él”.

Mientras era un extremista, Morton obtuvo una maestría en relaciones internacionales de la Universidad de Columbia.

Hughes dijo que antes de tomar la decisión de contratarlo, discutió sobre Morton con el FBI, los líderes de la comunidad de seguridad y los abogados que procesaron a Morton.

Dijo que está seguro que Morton está completamente reformado desde los días que sirvió en la prisión federal por incitar a la gente a unirse a una organización terrorista.

“Confío en él”, dijo. “Hicimos nuestra diligencia debida”.

Nadia Oweidat

Nadia Oweidat

Nadia Oweidat, miembro del grupo de expertos New America que entrevistó a decenas de ex extremistas, dijo que no duda de la sinceridad de Morton.

“La gente pasa por fases. Evolucionan y finalmente son capaces de ver la luz”, dijo.

Ella no cree que Morton se des-radicalizó para obtener una pena de prisión más corta.

“Cuando un extremista falla, se arriesga a ser completamente blanco de su comunidad – es como decir que eres gay públicamente”, dijo. “Hay consecuencias que alteran la vida y no lo consigues a la ligera”.

Según Nadia, otras organizaciones también deberían reclutar ex extremistas para prevenir futuras matanzas como la del tiroteo de San Bernardino o el ataque terrorista de noviembre en París, ambos cometidos por islamistas radicalizados.

“Los desertores son nuestro mayor tesoro y un recurso sin explotar”, dijo. “Ellos saben cómo y conocen el camino de salida”.

De niño maltratado a agente de Al Qaeda

Morton, 37 años, nació en Pennsylvania y de niño estuvo en el coro en la iglesia Bautista de su abuela.

Venía de un hogar de abusos, y de joven buscó grupos radicales. Dos veces fue a la cárcel por cargos relacionados con drogas.

Estando en la cárcel de la ciudad de Richmond en Virginia conoció a un extremista islámico y uno de sus seguidores, y comenzó lo que él describió como su proceso de “adoctrinamiento”.

Durante un período de años, dijo que se radicalizó, apreciando la estructura del Islam después de una infancia turbulenta, y encontrando una “familia” entre sus compañeros miembros de Al-Qaeda.

Jesse Morton hoy contratado pro la Universidad George Washington para la lucha contra el terrorismo islamista.

Jesse Morton hoy contratado pro la Universidad George Washington para la lucha contra el terrorismo islamista.

Se convirtió en uno de los principales propagandistas y reclutadores del grupo.

“Me dio una salida para que mi vida tenga significado, un propósito, pero también me dio una salida para expresar mi rabia y mi frustración”, dijo.

Morton y otro extremista fundaron la “revolución musulmana” en 2008. En 2009 la pareja alabó a Nadal Hasan por su ataque en Fort Hood, Texas, que dejó 13 muertos y 32 heridos.

Llamaron a Hassan “oficial y caballero”.

“Tenemos orden de aterrorizar a los infieles”, dijo Morton en la CNN a Drew Griffin ese año. “Los estadounidenses siempre serán un blanco y un blanco legítimo hasta que Estados Unidos cambie su naturaleza en el ámbito internacional”.

Sin embargo, durante un viaje a Marruecos, la ideología de Morton comenzó lenta y sutilmente a cambiar a medida que se encontraba con jóvenes musulmanes seculares.

“Eran brillantes, eran articulados”, dijo. “Lo que realmente querían, al final del día, era lo que tenemos: libertad”.

Pero ya era demasiado tarde – Morton no podía escapar de su pasado extremista.

Un encuentro con un agente del FBI le cambió la vida

Estando en Marruecos, Morton fue detenido y extraditado para enfrentar cargos en los EE.UU. conectados a las amenazas de “South Park”. Fue condenado en 2012 a más de 11 años de prisión.

“Me alojaron en régimen de aislamiento y pude ver en qué me había convertido”, dijo en una entrevista reciente.

En la cárcel pasaba tiempo en la biblioteca, donde leyó obras de los filósofos de la Ilustración Jean-Jacques Rousseau y John Locke, y pensadores norteamericanos como Thomas Payne, que le permitieron “re-identificarse con la cultura y la civilización occidentales”.

“En Locke, encontré tolerancia y secularismo”, dijo. “En el contrato social de Rousseau, vi el valor de la democracia”.

Luego conoció a una agente del FBI “fabulosa” que cambiaría su vida.

Mientras que otras fuerzas del orden lo “demonizaron”, Morton dijo que esta agente le mostró respeto – y cambió sus puntos de vista arraigados de que el gobierno de Estados Unidos era malo.

“Era sincera. Lo único que le importaba era proteger al público. Realmente era una persona de buena familia, que amaba a su país, y no había manipulación, por lo que yo vi, y me abrí”, dijo.

Aunque condenado a más de 11 años, Morton sirvió menos de tres años antes de ser liberado en febrero de 2015.

En el último año, Morton ha trabajado con el FBI en “casos de alto perfil”, dijo Hughes, declinando dar más detalles.
Morton no va a trabajar directamente para reformar extremistas como parte de su trabajo en la George Washington, ni va a impartir clases, dijo Hughes, sino que se centrará en la escritura y la investigación.

Morton cree que su experiencia como extremista le ayudará en la lucha contra el terrorismo.

“Se puede aprender de los libros, se puede aprender de las entrevistas, pero, como se suele decir, si no has caminado en los mocasines de un hombre, realmente no puedes entender del todo de dónde viene una persona”, dijo.

Universidad George Washington

Universidad George Washington

Morton dijo que sabe que tiene que ganarse la confianza de la comunidad de George Washington y el público de Estados Unidos.

“Esta es una oportunidad para que haga las paces, hasta cierto punto”, dijo. “Me di cuenta de que estaba completamente equivocado en mis puntos de vista”.

“Siento mucha culpabilidad”, agregó. “He visto cosas que se han hecho y saber que una vez simpaticé y apoyé ese punto de vista – me enferma”.

Debra Goldschmidt de CNN contribuyó con este reporte

Fuente: CNN – Traducción: Silvia Schnessel – © EnlaceJudíoMéxico

1 Comment

  1. Norma dice:

    Lo que deberían de hacer todos los líderes de gobierno de la naciones, es castrar sin anestesia a todos los hombres que violan a tantas mujeres, niñas y pasan por alto los derechos humanos de las personas. Hombres que usan su religión como escudo pero sus mentes son de lo más perverso. Que los castren sin anestesia sería lo mínimo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Send this to friend