Enlace Judío México – Durante un evento del partido Likud el martes por la noche, el primer ministro Benjamín Netanyahu mencionó las investigaciones en su contra, y la probabilidad de que la policía recomiende imputarlo por corrupción.

HAIM LEVINSON

Netanyahu acusó nuevamente a la izquierda y los medios de una “caza de brujas en su contra”. Afirmó que la mayoría de las recomendaciones de la policía demuestran ser falsas, y agregó que los manifestantes contra la corrupción en Tel Aviv son los que quebrantan la ley.

El pasado fin de semana, miles de israelíes tomaron las calles en varias ciudades de Israel por tercer sábado consecutivo para protestar contra la corrupción en el gobierno de Netanyahu y la llamada ley de recomendaciones, que evitaría que la policía publique sus recomendaciones sobre acusaciones.

Se cree que el controvertido proyecto de ley fue redactado para proteger a Netanyahu, quien actualmente está siendo investigado en dos escándalos de corrupción conocidos como el “Caso 1000” y “Caso 2000”, manteniendo al público en la oscuridad.

El primer caso involucra acusaciones de que recibió lujosos regalos de empresarios adinerados a cambio de favores y el segundo se relaciona con alegaciones de que negoció un trato con el propietario del diario Yediot Ahronoth para obtener una cobertura más favorable.

En cuanto a las recomendaciones policiales, Netanyahu dijo: “Habrá recomendaciones, ¿y qué? Ustedes probablemente no sepan que más del 60 por ciento de las recomendaciones policiales son descartadas, y demuestran ser recomendaciones falsas contra miles de ciudadanos y funcionarios públicos”.

También se refirió al presidente Reuven Rivlin que fue investigado en el pasado pero nunca enfrentó cargos: “Otro funcionario público me contó sobre su experiencia: la policía recomendó imputarlo, y años después, el fiscal general arrojó las recomendaciones a la basura y cerró el caso. Me dijo: , ‘quién nos devolverá a mi familia y a mí esos tres años difíciles que me quitaron’. En ese entonces, él era presidente de la Knesset, y hoy es el presidente del Estado”.

Netanyahu afirmó que las protestas contra la corrupción del gobierno en el bulevar Rothschild son financiadas por la ONG de izquierda New Israel Fund (Nuevo Fondo Israel) con el objetivo de derribar al gobierno del Likud. “¿Esas personas nos van a hablar de la ley? Ellos son los que quebrantan la ley. Protestan frente a la casa del fiscal general. No quieren un juicio justo, buscan un juicio rápido en Rothschild. Para ellos, ese es el Estado de Derecho”.

La policía ha terminado sus investigaciones luego de que este viernes interrogó a Netanyahu por séptima vez con respecto a los llamados casos 1000 y 2000 y se espera que presente sus conclusiones en las próximas dos semanas, o a más tardar a mediados de enero.

Con información de Haaretz / Reproducción autorizada con la mención siguiente: © EnlaceJudíoMéxico