Inicio » Mujer Judía » Postres de Pésaj: Mucho más que pastel de chocolate sin harina

Postres de Pésaj: Mucho más que pastel de chocolate sin harina

Enlace Judío México.- Mis postres de Pesaj son deliciosos. Siempre utilizo mucho chocolate porque es un ingrediente maravilloso y perfecto para Pesaj. Todos conocemos las típicas recetas para grandiosos pasteles de chocolate sin harina, así que reuní unas cuantas recetas que incluyen abundante chocolate pero que no son lo que todos los demás están sirviendo.

La torta de chocolate y nueces es deliciosa. Las barritas rubias, los brownies camino rocoso y las galletas de brownie son fantásticas en tu repertorio de Pesaj y no durarán mucho, así de buenas son. Y los pasteles de lava de naranja y chocolate son un excelente cambio para el tradicional pastel fundido.

¡Feliz Pesaj!

Torta de chocolate y nueces.

Para 10-12 porciones

Esta es una torta de merengue ligera, llena de chocolate y nueces. Es engañosamente húmeda y no tiene harina o yemas de huevo. Tampoco tiene gluten. Me gusta con un poco de crema parve (no láctea) batida encima.

1 taza de nueces en trozos (o ½ taza llena de nueces molidas)
½ taza + 2 cucharadas de azúcar
250 gramos de chocolate amargo, picado (o usa semi-amargo)
Ralladura de la cáscara de una naranja pequeña, opcional.
1/8 de cucharita de sal
7 claras de huevo
Crema parve batida para decorar

Precalienta el horno a 180ºC. Engrasa el fondo y los lados de una fuente de fondo desmontable de 9 pulgadas.

En un procesador de alimentos, procesa las nueces con 1 cucharada de azúcar hasta que estén finamente molidas (como alternativa puedes usar ½ taza de nueces molidas y mezclarlas con el azúcar). Saca las nueces del procesador de alimentos y ponlas en un recipiente separado. Utilizando el mismo procesador, muele el chocolate picado con 1 cucharada de azúcar, hasta que hayan trozos de diferentes tamaños, grandes y pequeños. Agrega el chocolate a las nueces y luego agrega la ralladura de naranja (si estás usando) y la sal.

Utilizando una batidora, bate las claras de huevo hasta que estén cremosas y blancas, a punto de nieve. Agrega gradualmente la ½ taza de azúcar restante hasta que las claras de huevo estén brillantes y duras, pero no secas.

Vierte la mitad de la mezcla de chocolate sobre las claras de huevo y mézclalas. Repite con la mezcla de chocolate restante y mezcla hasta que todo esté bien combinado, pero no mezcles en exceso.

Vierte la mezcla a una fuente y repártela bien. Hornea por 25-30 minutos hasta que la torta esté inflada y dorada por encima. Un palillo insertado en el centro debiera salir húmedo y con un poco de chocolate derretido pegado.

Pasa un cuchillo por los lados de la fuente antes de desmontar la torta. Esta receta puede prepararse hasta con 3 días de anticipación guardando la torta cubierta a temperatura ambiente, o puede congelarse bien envuelta por hasta 3 meses. Descongela en el refrigerador y sirve a temperatura ambiente.

Barritas de galleta con chispas de chocolate.

Para 24 unidades

2 tazas de azúcar
2 huevos grandes
1 taza de aceite neutro + un poco extra para engrasar la fuente
2 cucharadas de azúcar vainillada
3 ¼ tazas de almendras molidas
¼ taza de fécula de papa
1 taza de mini chispas de chocolate

Precalienta el horno a 190ºC. Engrasa el fondo y los lados de una fuente de 9×13 pulgadas. Pon un pedazo de papel para hornear suficientemente grande para cubrir el fondo y los lados de la fuente. Engrasa la base y los lados del papel. Deja aparte.

Pon el azúcar, los huevos, el aceite y el azúcar vainillada en un recipiente grande y bate con una batidora eléctrica a velocidad media hasta que todo esté combinado. Agrega las almendras molidas y la fécula de papa y mezcla bien. Agrega las chispas de chocolate y revuelve para distribuir.

Vierte la mezcla en la fuente preparada y utiliza una espátula para distribuirla uniformemente.

Hornea por 35 minutos o hasta que los bordes estén dorados. Deja enfriar. Quita el papel y luego corta en cuadrados o barras. Guarda a temperatura ambiente por hasta cinco días o congela por hasta tres meses.

Brownies camino rocoso.

100 gramos de chocolate, trozado
1 taza de aceite o margarina (utiliza aceite neutral como aceite de pepita de uva)
1 ½ taza de azúcar
4 huevos
1 taza de harina de matzá o fécula de papa
½ cucharadita de sal
1 ½ taza de chispas de chocolate
2 tazas de mini malvaviscos
1 taza de nueces, picadas

Decoración:

1 taza de mini malvaviscos
½ taza de chispas de chocolate
½ taza de nueces, picadas en pedazos chicos
Precalienta el horno a 170ºC. Engrasa una fuente de 9 x 13 pulgadas.

En una olla mediana a fuego bajo, derrite el chocolate picado con el aceite/margarina, hasta que la mezcla esté suave, revolviendo para que el chocolate no se queme. Agrega el azúcar, apaga el fuego y enfría un poco.

Incorpora los huevos de a uno, mezclando constantemente. Agrega la harina de matzá, la sal y las chispas de chocolate. Agrega los malvaviscos y las nueces.

Vierte la mezcla en la fuente preparada y hornea por 26-28 minutos. Retira del horno y rocía con los malvaviscos reservados para la decoración. Hornea unos 4-5 minutos adicionales o hasta que los malvaviscos se vean un poco tostados e inflados.

En una olla pequeña, derrite las chispas de chocolate para la decoración a fuego lento. Rocía el chocolate derretido sobre los brownies y luego rocía las nueces.

Corta en barras. Se congelan bien. Descongela en el refrigerador.

Galletas de brownie.

Deliciosas, muy parecidas a un brownie, pero también crocantes como una galleta. Utiliza trozos de lo que te guste, desde chocolate amargo a semi-dulce o incluso chispas de chocolate blanco. Para galletas perfectamente húmedas y un poco pegajosas, saca las galletas del horno cuando aun estén un poco blandas al tacto, se endurecerán cuando se enfríen. ¡Son geniales para todo el año!

4 cucharadas de margarina, cortada en trozos
225 gramos de chocolate semi-amargo, picado grueso
1 taza de azúcar
¼ cucharadita de sal
½ cucharadita de extracto de vainilla
2 huevos
1/3 taza + 1 cucharada de fécula de papa
1/8 de cucharadita de bicarbonato de sodio
1 taza de trozos de nueces o pacanas, tostadas
175 gramos de trozos de chocolate o chispas de chocolate blanco o 1 taza de chispas de chocolate

Precalienta el horno a 180ºC.

Engrasa bandejas para galletas o forra las bandejas con papel para hornear.

Derrite la margarina y el chocolate semi-amargo en un recipiente resistente al calor sobre agua hirviendo o derrite en el microondas. Mezcla hasta que esté derretido y suave. Agrega el azúcar, sal y vainilla. Deja aparte y deja enfriar por unos cuantos minutes. Agrega los huevos de a uno y mezcla hasta que estén incorporados.

En un recipiente pequeño, bate la fécula de papa con el bicarbonato de sodio. Luego agrégalo a la mezcla de chocolate y mezcla hasta que todo esté combinado. Mezcla hasta que esté suave, brillante y la mezcla se separe de los lados del recipiente (esto es importante). Agrega las nueces y el chocolate picado o las chispas de chocolate.

Vierte cucharadas relativamente llenas de la mezcla y ponlas con 5 centímetros de separación en las bandejas para galletas. Hornea por 10 minutos, hasta que las galletas estén infladas y partidas en la superficie pero suaves al tacto. Enfría completamente.

Pasteles de lava de naranja y chocolate.

Excelente cambio para los pasteles fundidos.

4 porciones

Aceite en aerosol
¾ taza de chispas de chocolate semi-amargo
4 cucharadas de margarina sin sal
1 cucharada de aceite de oliva, y más para rociar
Ralladura de la cáscara de una naranja
¼ taza de azúcar
1 huevo entero + una yema
1 cucharada de fécula de papa
1 cucharita de extracto de vainilla
Precalienta el horno a 190ºC. Rocía una bandeja para 4 muffins con aceite en aerosol.

Derrite el chocolate, la margarina y el aceite en un recipiente mediano en el microondas hasta que esté completamente derretido, como 1 minuto. Revuelve la mezcla hasta que esté suave. Agrega la ralladura de naranja y enfría un poco.

Bate el azúcar, el huevo y la yema en un recipiente mediano. Agrega la mezcla de chocolate y bate. Agrega la fécula de papa y la vainilla y bate todo hasta que esté suave. Divide la mezcla entre los cuatro moldes para muffins. Hornea los pasteles hasta que estén apenas secos por arriba (estarán suaves en el medio), unos 12 minutos. Saca los pasteles del horno y enfría, unos 5 minutos.

Voltea suavemente los pasteles sobre un plato. Rocíalos con sal de mar y cubre con los trozos de naranja. Rocía un poco de aceite encima.

 

 

 

Fuente:aishlatino.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Send this to friend