Inicio » Opinión » Historia Judía » Juan Luis Vives, el judío que se convirtió al cristianismo para huir de la Inquisición

Juan Luis Vives, el judío que se convirtió al cristianismo para huir de la Inquisición

Enlace Judío México e Israel.- Profesar una religión distinta a la católica en España en plena Edad Media era, sin duda, un reto difícil de cumplir, y fue ese desafío al que se enfrentó Juan Luis Vives durante toda su vida.

Juan nació en Valencia en 1492, su familia pertenecía a un núcleo social de reconocidos comerciantes judíos, pero la fortuna no les brindaba de todo comodidad, pues obligados a convertirse al cristianismo, a la familia Vives no le quedaba otra opción que rezar en la pequeña sinagoga que tenían dentro de su casa.

Vivir con aquel constante miedo convenció al padre de Juan de mandar a su hijo a estudiar al extranjero, y fue así como Juan logró estudiar en la reconocida Sorbona de París.

Una vez con el título de Doctor se mudó a Brujas, y en aquellos años Juan se enteró de una terrible noticia: Su padre había sido juzgado por la inquisición y condenado a la hoguera; sin embargo, esta terrible noticia no fue la única, su madre, quien había fallecido en el año 1508, fue desenterrada y quemada también por órdenes de la inquisición. Recibir esta información a larga distancia fue para Juan Vives simplemente devastador.

El tiempo lo llevó a una mejor situación y en 1523 fue elegido lector del Colegio Corpus Christi, en donde hizo una gran amistad con Tomás Moro y con la reina Catalina de Aragón. Juan se convirtió en uno de los máximos exponentes del humanismo renacentista, se dedicó a rescatar el pensamiento de Aristóteles, aportó en política, pedagogía, filosofía, teología, hablaba de lo importante que era la unión en la humanidad y que ayudar a los menos afortunados era una responsabilidad. Vives fue más que un humanista, precedió al mismísimo Descartes, marcó el tránsito de la pedagogía a la edad moderna y propuso a la psicología como ciencia experimental.

Después de que la muerte lo sorprendió en 1940, fue enterrado en la Iglesia de San Donaciano. Pasó a la historia como un gran humanista y pensador, pero además de ello, Juan Luis Vives fue un judío que se convirtió al cristianismo para huir de la inquisición.

 

 

 

 

Las opiniones, creencias y puntos de vista expresados por el autor o la autora en los artículos de opinión, y los comentarios en los mismos, no reflejan necesariamente la postura o línea editorial de Enlace Judío.

2 Comments

  1. Avraham David dice:

    Juan nació en Valencia en 1492

    El tiempo lo llevó a una mejor situación y en 1523 fue elegido lector del Colegio Corpus Christi

    Después de que la muerte lo sorprendió en 1940, fue enterrado

    No entiendo?

  2. Cuidado con los errores históricos. Se equivocaron en la fecha, Vives murió en 1540.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *