avatar_default

Enlace Judío México e Israel – La única participación de la selección de futbol de Israel en una Copa del Mundo ocurrió en México, en 1970. También ahí cayeron el primer gol y el primer punto. Sobre este pequeño pero significativo éxito nos habla en exclusiva Mordechai Spiegler, estrella de aquel equipo. 

 

 

El 7 de julio de 1970, el vestidor del equipo de Israel se convirtió en una fiesta. Abrazos, cánticos y saltos se suscitaron como festejo por el empate ante Suecia en la Copa del Mundo que se celebró en México.

Lo que para otros equipos parecía algo común, para este fue extraordinario. El empate 1-1 ante Suecia significó el primer gol y el primer punto en una Copa del Mundo.

“Cuando nadie se esperaba Mordechai Spiegler sorprendió con un disparo de media distancia que penetró cruzado y a media altura y junto al poste izquierdo. Se creció el equipo israelí y los suecos se hundieron en la desorganización”, así describió el periódico Excélsior ese momento histórico para la selección de Israel.

En su noveno intento por calificar a un mundial, avanzó tras ganar 2-1 en la serie de ida y vuelta a Australia. 50 años después Spiegler, quien cumplirá 75 años en unos días, contó vía telefónica para Enlace Judío cómo fue ese momento.

“Sé que hubo una gran celebración, el partido de vuelta fue en Sydney, así que no me tocó vivirlo lejos pero cuando conozco gente siempre me cuentan dónde estaban cuando anoté el gol del empate ante Australia para conseguir la calificación.”

Su participación en la Copa del Mundo fue importante para el país que no ha vuelto a calificar. “Fue un trabajo muy duro, salimos a jugar con confianza. Sigue siendo un momento importante para el futbol israelí.”

Esa fue la segunda ocasión que la selección encabezada por el capitán Mordechai Spiegler viajó a México; dos años antes participaron en los Juegos Olímpicos de 1968 y consiguieron llegar hasta los cuartos de final del torneo. “En la fase de grupos vencimos a El Salvador y Ghana y perdimos ante Hungría. En los cuartos de final empatamos con Bulgaria, que ganó el volado.”

Para 1970 los ánimos estaban altos en el equipo israelí, que fue recibido con bombo y platillo por la comunidad judía. “La recepción fue apoteótica. Sin lugar a dudas la más entusiasta que se ha brindado a cualesquiera de los quince equipos extranjeros”, publicó el semanario Prensa Israelita el 23 de mayo de ese año.

El capitán de la selección recuerda la felicidad de la comunidad al verlos llegar. “Hubo una gran celebración. Antes de los juegos les dije a mis compañeros que nos recordarían no solo porque fuimos sino por hacer un buen papel. Me sentí muy orgulloso y especialmente por ser el capitán.”

Es más, el gol y el empate fue celebrado con una cena especial en el restaurante Tonalán, en el que además de canciones israelíes hubo mariachi.

Morderchai Spiegler nació en Sochi, Unión Soviética, el 18 de agosto de 1944, cuando era un niño su familia se mudó a Netanya, Israel. Desde pequeño comenzó a jugar futbol y a los 16 años ya formaba parte del Maccabi Netanya.

Llegó a la Copa del Mundo de 1970 con 25 años y a pesar de su edad, su gran actuación le abrió las puertas para jugar en Europa. Se probó durante tres meses con el West Ham, en el que jugaba el campeón mundial del ’66, el inglés Bobby Moore. Aunque dejó una buena impresión el equipo no pudo conseguir el permiso de trabajo. “En ese entonces la federación inglesa no permitía jugadores extranjeros, entonces me fui al París FC.”

En 1973 fue invitado al Paris Saint Germain por el diseñador Daniel Hetcher, quien recién había comprado al equipo que jugaba en la segunda división. Morderchai jugó ese año bajo el mando del ex seleccionador francés Just Fontaine.

Dos años después cumplió otro de sus sueños de niño. En el verano de 1975 firmó con el Cosmos y jugó al lado de Pelé. “Fui a los Mundiales de 1962 y 1966, recuerdo ver ganar a Pelé cuando tenía 17 años. En ese entonces Me preguntaba si algún día lo conocería. Nunca pensé que llegaría a jugar con él. Los sueños se hacen realidad.”

 

Declive en Israel

Mientras Spiegler triunfaba en su carrera personal comenzó el declive de la selección de su país. La situación política mermó el avance del futbol nacional. En 1974 fueron excluidos de la Confederación Asiática por una propuesta de Kuwait, que junto a Corea del Norte se negó a jugar ante Israel en los Juegos Asiáticos de ese año.

Durante la década de los ochenta el equipo nacional participó en la calificación mundialista con Europa pero fue hasta 1994 cuando se convirtió en miembro de la UEFA.

“Seguimos esperando por el siguiente equipo exitoso, pero soy optimista de que ese equipo llegará. El sol saldrá en el futuro para nosotros”.

 

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

 

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí