avatar_default

Enlace Judío México e Israel – El proceso de deliberación para decidir sobre la inmunidad parlamentaria al primer ministro Benjamín Netanyahu frente a sus tres acusaciones penales por presunta corrupción eliminó hoy otro obstáculo.

El Comité de Disposiciones de la Knéset aprobó este lunes el establecimiento temporal de un Comité de Asuntos Internos de la Knéset, el órgano encargado de decidir sobre la inmunidad parlamentaria de los miembros del órgano legislativo, reportó el periódico The Jerusalem Post.

La aprobación para el establecimiento temporal del Comité de Asuntos Internos de la Knéset fue por 16 votos a favor y cinco en contra.

El Comité de Asuntos Internos estará compuesto por 30 miembros de cada partido que integra la Knéset: ocho de Kajol Lavan, ocho del Likud, tres de la Lista Conjunta, dos del Shas, dos de Avoda-Guesher, dos de Yisrael Beitenu, dos de Yahadut Hatora, uno de Hamajane Hademokrati, uno de Habait Hayehudi y uno de Hayemin Hehadash.

Junto con el establecimiento de otros comités, están pendientes de su aprobación por el pleno de la Knéset, que podría ocurrir esta misma semana sin mayor obstáculo.

El establecimiento del por el momento polémico comité fue decidido luego de que ayer domingo el asesor legal de la Knéset, Eyal Yinon, dio luz verde al Comité de Disposiciones para ello, pese a la oposición del presidente de la Knéset, Yuli Edelstein.

El primer ministro y sus partidarios han argumentado que el Comité de Asuntos Internos no debe de formarse actualmente porque el gobierno israelí está en transición, y también porque no hay tiempo suficiente antes de las elecciones para que evalúe adecuadamente las solicitudes de inmunidad parlamentaria.

La decisión causó enojo entre los miembros del partido de Netanyahu, el Likud, con Miki Zohar, presidente de la facción del partido en la Knéset, llamando “ilegal” a la reunión y decisión del Comité de Disposiciones.

“Hoy, 61 legisladores han secuestrado la Knéset durante el receso electoral. Hagan lo que quieran con la mayoría de la Knéset que ha perdido la confianza del público”, dijo. “No participaremos en ningún debate ni votación. Les estamos dando las llaves de la Knéset”, agregó.

Zohar hizo un llamado a boicotear los procedimientos restantes en protesta.

De aprobarse un Comité de Asuntos Internos de la Knéset temporal, este deliberaría sobre si dar o no la inmunidad parlamentaria a Netanyahu, para que la determinación sea votada en el pleno del órgano legislativo, cosa que podría suceder en las siguientes semanas.

Ante la actual conformación de la Knéset, se tiene previsto que la inmunidad parlamentaria le sea negada a Netanyahu, lo que lo enviaría a su proceso penal por los tres presuntos delitos que enfrenta, previos recursos ante la Corte Suprema de Justicia de Israel.

La inmunidad parlamentaria tiene como fin que el legislador, en caso de que le sea aprobada, no pueda ser procesado por un tribunal sino hasta que concluya su cargo en la legislatura respectiva de la Knéset. En caso de ser reelegido en la siguiente legislatura, el legislador puede solicitar de nuevo una inmunidad parlamentaria.

De acuerdo a la Ley de Inmunidad de los Miembros de la Knéset, de sus Derechos y Obligaciones de 1951, cuando un legislador israelí en funciones es acusado por la comisión de un presunto delito, este tiene el derecho de solicitar a la Knéset una inmunidad parlamentaria.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí