avatar_default

Enlace Judío México e Israel – El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu pidió el miércoles a la policía investigar los ataques a los manifestantes en una protesta contra la violencia policial, al tiempo que acusó a sus oponentes políticos de socavar los “cimientos de la sociedad israelí”.

“La investigación de los eventos en Tel Aviv está en marcha”, escribió Netanyahu en Facebook. “Espero que la policía llegue a la verdad del asunto y haga justicia con los responsables”.

Cinco manifestantes fueron atacados el martes por la noche por un grupo no identificado mientras cientos de personas protestaban cerca de la casa del ministro de Seguridad Pública, Amir Ohana contra lo que consideran como intentos de reprimir las crecientes protestas contra el gobierno de Netanyahu en las últimas semanas, informó Haaretz.

“En la víspera de Tisha B’Av (un día de luto judío) les pido a todos ustedes sofocar las llamas y preservar el orden público. Este es el momento de unirse. Todos tenemos una misión común: combatir el coronavirus. Lo lograremos sólo si actuamos juntos”, añadió el primer ministro.

“Al mismo tiempo, no hay lugar para la incitación o las amenazas de muerte – explícitas o implícitas – contra mí y mi familia”, enfatizó.

“Lamentablemente, cuando un agente de la policía fue golpeado duramente por manifestantes frente a la residencia del primer ministro y requirió cirugía, o cuando se publican diariamente amenazas de muerte contra mí y mi familia, incluso ayer, cuando un hombre fue detenido cerca de mi oficina amenazando con matarme mientras llevaba un cuchillo, los medios y muchas figuras públicas optan por ignorarlo”.

“Yair Lapid y Ehud Barak, incluso aplauden a los grupos anarquistas cuyo objetivo es perturbar la paz y sacudir los cimientos de la sociedad israelí”, dijo Netanyahu.

Anteriormente, el ministro de Defensa, Benny Gantz condenó duramente el ataque a los manifestantes, prometiendo que “nadie silenciará las protestas en Israel”.

Gantz dijo que “el odio desenfrenado ha arruinado y continúa desgarrando al pueblo de Israel, cuya verdadera resiliencia emana de su unidad”.

“Aquellos que atacaron a los manifestantes deben ser detenidos y llevados ante la justicia. Nadie silenciará las protestas en Israel mientras estemos aquí”.

Ohana también condenó la violencia: “No importa a quién apoyen, ya sean izquierdistas, derechistas, partidarios u opositores de Netanyahu… …los invito a todos a que bajen las llamas. La policía actuará para erradicar la violencia con mano firme. Somos un solo pueblo. Sería catastrófico si nuestros desacuerdos nos hacen olvidar esto”.

Haciendo eco de las observaciones de Ohana, el presidente de la Unión Nacional Bezalel Smotrich escribió en Twitter: “La violencia está fuera de los límites. Hermanos y hermanas de la derecha y de la izquierda, discutiremos, protestaremos y nos manifestaremos. Así funciona en una sociedad civil y comprometida. Pero nunca le pondremos la mano encima a uno de los nuestros. La violencia no es una opción. Punto”.

En respuesta al incidente, el comisionado de policía Moti Cohen dijo: “Nuestro deber es permitir la libertad de protesta de cada ciudadano de acuerdo con la ley. Nuestro deber es trabajar por la aplicación de los derechos civiles de todos los ciudadanos de Israel, como hemos estado haciendo todos los días”.

“El bienestar del público y su seguridad son nuestra primera prioridad, y por lo tanto actuaremos con determinación contra cualquier tipo de violencia, vandalismo o daño a civiles y oficiales de la policía. Hago un llamamiento a los manifestantes para que mantengan la protesta libre de violencia, sigan las órdenes de la policía y no permitan que las protestas se conviertan en violencia y en violación de la ley”, añadió Cohen.

“Vemos con gravedad cualquier tipo de violencia, ya sea dirigida a civiles o a agentes de la policía”, señaló la Policía de Israel en un comunicado. “Anoche, se organizaron protestas en todo Tel Aviv, que no fueron coordinadas con la policía. En un lugar, una fuerza policial vio un altercado y una persona sospechosa de lanzar piedras fue arrestada”.

“Hemos lanzado una investigación sobre el incidente y tenemos la intención de actuar en consecuencia contra todos los involucrados en la violencia”, añadió.

El Movimiento de Banderas Negras contra la corrupción dijo en respuesta: “Desafortunadamente el acusado continúa incitando contra los ciudadanos que protestan [contra él]. El pueblo de Israel necesita un líder diferente”.

El líder de la oposición Yair Lapid escribió en Twitter: “La violencia y la sangre derramada ayer en Tel Aviv está en manos de Netanyahu y sus emisarios. Aquellos que incitan, causarán el derramamiento de sangre. Aquellos que llaman a los manifestantes propagadores de enfermedades e incitan a los ciudadanos a protestar contra [Netanyahu], están llevando a Israel a una guerra civil. Hoy es la víspera de Tisha B’Av y nuestro mayor problema es que el mayor belicista israelí está sentado en la Oficina del Primer Ministro”.

Mientras tanto, una exposición de arte titulada “La última cena” se inauguró el martes por la noche en la Plaza Rabin de Tel Aviv. La exhibición muestra a Netanyahu sentado solo frente a un banquete, comiendo un pastel decorado con la bandera de Israel. Netanyahu se refirió a la obra de arte como una “vergonzosa amenaza de crucifixión” contra él.

Foto: Moti Milrod

Altas legisladoras del partido de Netanyahu comentaron acerca de la exposición, afirmando que incita al asesinato del primer ministro.

El primer ministro Yitzhak Rabin fue asesinado en la misma plaza en 1995 por un extremista de derecha.

“En la víspera de Tisha B’Av, hay quienes eligen encender el odio y profundizar la polarización. Es sólo cuestión de tiempo hasta que se exhiba una guillotina y se levante una soga. Llamo al alcalde de Tel Aviv, Ron Huldai, deje de cerrar los ojos y retire inmediatamente esta exposición incitante”, escribió en Twitter la ministra de Transporte Miri Reguev.

“Ron Huldai te dirá que es arte, libertad de expresión. Avijai Mandelblit lo respaldará con una elaborada opinión legal. La escritura está en la pared, y está escrita con sangre. Si la incitación continúa, terminará con sangre”, tuiteó Osnat Mark, diputada del Likud.

Reproducción autorizada con la mención: © EnlaceJudíoMéxico

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo