avatar_default

(JTA) — Una empresa de construcción en Uzbekistán está intentando demoler una sinagoga de 124 años para dar paso a un complejo de apartamentos de lujo, según una publicación judía rusa.

Absolute Business Trade, una empresa con sede en la capital uzbeka de Tashkent, a principios de este año demandó a la comunidad judía asquenazí de Tashkent, alegando que están ocupando ilegalmente un “apartamento” en un complejo comprado por Golden House, el semanario ruso-judío L’Chaim informó el miércoles.

Según L’Chaim, el apartamento en cuestión es el hogar de la Primera Sinagoga Asquenazí de Tashkent, que según los informes tiene un plan para construir un bloque de apartamentos de lujo en el sitio.

Orient Group, la compañía matriz de ABI y Golden House, ha ofrecido construir a la comunidad otra sinagoga, pero la comunidad ha rechazado esa oferta.

La próxima audiencia judicial está programada para el 5 de agosto. El ex alcalde de Tashkent, Rakhmonbek Usmanov, prometió que la sinagoga no sería desalojada.

Pero desde entonces dejó ese puesto para dirigir la Agencia de Transporte por Carretera de Uzbekistán. Aún no se ha designado un sucesor.

Al menos tres incendios ocurrieron fuera de la sinagoga desde 2018 en lo que los judíos locales dicen que es un intento de intimidación, según el informe.

Golden House y Orient Group no han respondido a la solicitud de comentarios de la Agencia Judía Telegráfica.

Uzbekistán mejoró el año pasado su clasificación en el Índice de Percepción de la Corrupción de Transparencia Internacional, aunque todavía ocupa el puesto 153 de 198 países.

De la traducción (c)Enlace Judío México
Prohibida su reproducción

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo