avatar_default

(JTA) – Una empresa de construcción en la república de Uzbekistán en Asia central retiró una demanda que tenía como objetivo desalojar una sinagoga para dar paso a edificios de apartamentos.

CNAAN LIPHSHIZ

Absolute Business Trade puso fin a sus esfuerzos legales la semana pasada en medio de una protesta internacional por su lucha para que la sinagoga Beth Menachem Ashkenazi en la capital, Tashkent, desocupara una propiedad que la firma había ocupado con la intención de construir apartamentos de lujo, según un comunicado del Comité de Asuntos Religiosos del gobierno de Uzbekistán.

La semana pasada, JTA informó sobre la disputa basándose en un artículo publicado en el semanario ruso-judío L’Chaim. Varios periódicos y foros en Uzbekistán y más allá han informado sobre la disputa.

La empresa “ha retirado una reclamación de propiedad de una parcela de tierra perteneciente a la Comunidad Religiosa Judía Europea en Tashkent. En consecuencia, se evitó la demolición de la sinagoga perteneciente a la Comunidad Religiosa Judía Europea en Tashkent”, dijo el comité.

La empresa retiró su demanda durante una audiencia judicial el 5 de agosto, confirmó a JTA Zeev Levin, jefe de la Unidad de Investigación de Asia Central de la Universidad Hebrea.

“El tribunal señaló que la República de Uzbekistán es un estado multirreligioso”, dijo el comunicado del comité. Asegura la “protección total de los derechos de los miembros de cualquier denominación por ley”.

De la traducción (c)Enlace Judío México
Prohibida su reproducción

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo