avatar_default

Enlace Judío México e Israel – Atrévete a preparar esta innovadora receta de tacos de brisket con ensalada de zanahoria, es una propuesta para dar un giro al típico brisket con un complemento saludable y delicioso.

Ingredientes

Para el brisket:
  • 1.800 kilos de brisket de res
  • Sal kosher y pimienta negra
  • 1 cucharada de aceite neutro
  • 2 cucharadas de azúcar granulada o miel
  • ¼ taza de vinagre de sidra de manzana
  • 2 cebollas rojas medianas, en cuartos o 3 echalotas grandes, cortadas por la mitad
  • 1 cabeza de ajo, cortada por la mitad transversalmente (no es necesario para quitar la piel)
  • 1 cucharada de pimentón ahumado
  • 1 cucharada de chile en polvo
  • 3 cucharadas de pasta de tomate
  • 1 lata de 14 onzas de tomates triturados
  • 2 tazas de caldo de pollo, vegetales o res
Para la ensalada:
  • ¼ taza de jugo de limón
  • 1 cucharadita de miel
  • ½ cucharadita de pimiento rojo hojuelas
  • Sal kosher y pimienta negra
  • 5 zanahorias medianas, ralladas
  • 6 cebolletas, en rodajas finas
Para servir:
  • Tortillas de maíz o de harina (pequeñas)
  • Cebolla blanca picada
  • Jalapeños en escabeche
  • Rábano en rodajas
  • Salsa picante
  • Rodajas de limón
Instrucciones

Sazone el brisket con sal y pimienta al menos una hora a temperatura ambiente (o durante la noche en el refrigerador, luego regresa a temperatura ambiente antes de dorar). Precalienta el horno a 170 ºC.

Caliente el aceite en una olla grande a fuego medio-alto, luego dore el brisket con la grasa hacia abajo hasta que esté bien dorada, aproximadamente 4-5 minutos por lado. Transfiera a una tabla de cortar o plato. Vierta toda la grasa menos 2 cucharadas.

En un tazón pequeño, disuelva el azúcar o la miel en vinagre de sidra de manzana y reserve. Agregue la cebolla y el ajo a la olla y cocine, revolviendo ocasionalmente, hasta que tomen un poco de color, aproximadamente 4 minutos.

Agregue el pimentón, el chile en polvo y la pasta de tomate y cocine hasta que las especias estén fragantes y la pasta de tomate se vuelva rojo ladrillo, aproximadamente 1 minuto.

Agregue la mezcla de vinagre, los tomates y el caldo, luego hierva. Condimente con una pizca de sal. Deje que la mezcla se reduzca durante 5 minutos, luego regrese la pechuga a la olla, con la grasa hacia arriba.

Cubra la olla y transfiera al horno. Hornee, retirando la olla del horno y echando un poco del líquido sobre la carne cada 40 minutos aproximadamente, hasta que la carne se deshilache fácilmente al tirar de ella con un tenedor, de 3 a 3 ½ horas.

Retire la olla del horno y retire con cuidado toda la grasa extraída que pueda de la superficie de la mezcla. Deseche la grasa. Destape la olla y deje cocinar por 15 minutos más. Deje enfriar, luego descrema la grasa nuevamente.

Retire la grasa cada 15 minutos hasta que esté listo para servir, luego use dos tenedores para desmenuzar la carne y cubra completamente con la salsa circundante.

Las cebollas y el ajo se habrán derretido esencialmente en la salsa, pero si ve dientes de ajo enteros, aplíquelos para incorporarlos. (Alternativamente, retire la olla sin desnatar la grasa, deje que la mezcla se enfríe a temperatura ambiente y refrigere durante la noche, tapada.

Al día siguiente, retire la grasa solidificada de la superficie y regrese al horno a 170ºC. Deseche la grasa. Tape y vuelva a calentar por 1 hora, luego desmenuce la carne.)

Para hacer la ensalada, combine el jugo de limón, la miel y las hojuelas de pimiento rojo en un tazón grande y sazone con sal y pimienta. Deje reposar durante al menos 15 minutos o hasta 1 hora.

Agregue las zanahorias y las cebolletas. Sazone con más sal y pimienta al gusto. Sirva la pechuga con tortillas calientes, ensalada y las guarniciones para tacos que desee.

Puedes complementar con estos ravioles en salsa de espinaca.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo