avatar_default

“Cada vez estamos más cerca de la orilla” dijo el Premio Nacional de Salud

Enlace Judío México e Israel – La extraordinaria propagación del virus ha facilitado su mutación y algunas variantes ya se muestran elusivas a las vacunas y a la inmunidad natural. Al respecto, el doctor Francisco Moreno Sánchez conversó con Carol Perelman.

Mientras a nosotros nos ha llevado millones de años mutar hasta convertirnos en lo que somos, a los virus les lleva un parpadeo. Cuando un virus se esparce por el mundo e infecta a millones de personas, tiene miles de millones de opciones de mutar en muy poco tiempo.

Por eso, los científicos están preocupados ante la posibilidad de que el virus SARS-CoV-2 mute más rápido que nuestra capacidad de vacunar a la población mundial. Si en una de esas mutaciones el virus adquiere la capacidad de “burlar” a las vacunas que se están desarrollando actualmente, “estaremos exactamente igual que hace un año”, cuando todo esto comenzó.

De eso habló el doctor Francisco Moreno Sánchez, Premio Nacional de Salud 2020, con Carol Perelman, para Enlace Judío.

La variante aparecida en Sudáfrica parece ser la que más preocupación ha despertado entre la comunidad científica. La vacuna de AstraZeneca, por ejemplo, ya fue retirada de Sudáfrica porque, al parecer, no es efectiva contra la nueva variante. “Moderna y Novavax dicen que puede tener un 60% de eficacia, comparado con el 90 o el 89 que tiene normalmente Novavax. Entonces, ¿qué puede pasar con una variante? Que escape a la inmunidad de la vacuna.”

El jefe de Medicina Interna del Centro Médico ABC también señaló que las nuevas variantes del virus pueden también escapar a la inmunidad natural producida por una infección previa de otra variante, y dio como ejemplo el caso de Manaos, Brasil, donde 70% de la población tenía inmunidad y, sin embargo, una nueva variante infectó ya a 30% de los habitantes, dijo.

Moreno Sánchez resaltó la importancia de acelerar el proceso de vacunación. Dio el ejemplo de Estados Unidos, donde 42 millones de personas han recibido ya la inmunización. “Y eso es lo que tenemos que hacer en México: prevenir y vacunar. No hay de otra. No podemos estar con 725 mil vacunas como un número triunfante. ¿Por qué? Porque desafortunadamente, necesitamos medio millón de dosis diarias para que en julio podemos estar vacunados el 70% de la población.”Si no vacunamos rápido, dijo, “vamos a ser un caldo de cultivo para nuevas variantes” del virus.

La carrera contra el tiempo

Si bien al comienzo de la pandemia parecía importante realizar pruebas de detección masivas, al menos desde la óptica de algunos expertos, como el propio Moreno Sánchez, la prioridad, ahora, es hacer más secuenciación genética para descubrir nuevas variantes del SARS-CoV-2.

Aunque para el médico es claro que este ejercicio es muy costoso y que no abundan los laboratorios con la capacidad para hacerlo, queda claro que “es un problema que tiene que entender el mundo que es de todos”, por lo que llamó a apoyarnos con laboratorios de otros países para ayudarnos a secuenciar más virus.

Al respecto, recordó que la variante brasileña del virus se detectó en Japón. “Es triste porque, desafortunadamente, donde puede haber más variantes es en los países más pobres, que no secuencian porque son los que tienen los contagios más altos y los que menos han podido controlar la pandemia.”

También habló sobre la importancia de usar cubrebocas, incluso dobles, y dijo que aunque no nos guste “tenemos que adaptarnos al cambio”. Lamentó que 167 mil mexicanos hayan muerto por covid-19 hasta ahora, por no haberse adaptado al cambio o porque quien los contagió no se adaptó al cambio, es decir, a la nueva realidad que implica la necesidad de usar cubrebocas y practicar el distanciamiento social.

“Estamos en un momento clave en donde, si ganamos y las vacunas logran distribuirse de una forma más equitativa en el mundo, y empieza a vacunarse más gente, y nos olvidamos de las cuestiones políticas” vamos a lograr frenar la pandemia.

Moreno Sánchez hizo también un llamado a inscribirse como voluntarios en los diversos protocolos de investigación de desarrollo de vacunas que próximamente comenzarán en México. “Sobre todo los jóvenes, por favor, si pueden ayudar en eso” participen, antes que México sufra el destino de Brasil, a cuyos ciudadanos se les han cerrado las puertas del mundo por culpa de la variante que predomina en aquel país y que ha preocupado, como la sudafricana, a los sistemas sanitarios de todo el mundo.

La pandemia inédita

Aunque otras pandemias han azotado a la humanidad, “nunca en la historia de la humanidad había habido tantos seres humanos infectados por un mismo agente, con tanta replicación, al mismo tiempo”, por lo que es natural que mucha gente se sienta cansada, que la incertidumbre y la ansiedad afecten a la población, y que muchos, incluso, hayan perdido la esperanza. 

A quienes se sienten exhaustos, hartos de la situación, Moreno Sánchez les pidió imaginar que hace un año caímos en un lago y desde entonces hemos estado nadando hacia la orilla. “¿Cuánto falta? No sé. Pero lo que tenemos que pensar es que cada vez estamos más cerca de la orilla.”

Recordó que a lo largo de la historia, la humanidad a pasado por grandes pandemias que, sin embargo, se terminan. La influenza de 1918 (que mató a entre 50 y 100 millones de personas, según distintas estimaciones), “duró dos años”, dijo. Y las distintas epidemias de peste que azotaron a Europa en varios momentos, “duraron 18 meses”.

Medicamentos

La conversación también incluyó el tema de los tratamientos contra el covid-19 que, además de la inmunización, representan una esperanza para combatir la enfermedad.

Al respecto, el médico lamentó que “desafortunadamente no tenemos mucho. Tenemos Dexa (Dexametasona), sí usamos Tocilizumab, que ha sido muy controversial pero incluso ya las nuevas guías dicen que se debe de usar en pacientes críticamente enfermos (…) pero no tenemos más.”

Moreno Sánchez fue muy crítico hacia el gobierno de México por no haber aprobado tratamientos como el Remdesivir y los anticuerpos monoclonales. “No se vale decir ‘no ha demostrado eficacia’, porque sí la ha mostrado”, dijo.

Hacia el final de la conversación, cuyo contenido íntegro puedes ver en el video asociado a esta nota, el doctor Moreno Sánchez hizo un llamado a la población a no tener miedo a vacunarse. Recordó que 100 millones de personas han recibido al menos una dosis de las diversas vacunas que se han comenzado a aplicar y, sin embargo, no ha habido muertes asociadas.

Respecto al panorama para los próximos meses, Moreno Sánchez se mostró cauteloso, aunque admitió: “Yo sí creo que viene una época ya de descenso (…), me preocupan mucho las variantes, sí, pero viendo la historia de las pandemias, también tienen cierta situación natural que hacen que disminuya” la propagación.

Confiemos en la ciencia, confiemos en las vacunas, confiemos en los medicamentos que se están haciendo y confiemos en que sí puedes cuidarte porque, les prometo, yo no me he infectado y sí he visto pacientes, y sí me ha tocado ver gente que tiene covid (…) y lo único que he usado es mi equipo de protección. Trabajar no es sinónimo de que te vas a infectar. Es importante también decirlo.”

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí