avatar_default

Enlace Judío México e Israel – La tercera ola nunca llegó. Al menos, no hasta ahora. ¿Tiene que ver con eso la supuesta inmunidad? Francisco Moreno Sánchez, jefe de Medicina Interna del Centro Médico ABC, nos dice su opinión.

¿Qué pasó con la tercera ola? Es la pregunta que muchos mexicanos se hacen mientras las estadísticas muestran un descenso rápido y sostenido del número de nuevos casos confirmados de covid-19, con una ocupación hospitalaria también a la baja, y con cada vez menos personas fallecidas a consecuencia de la enfermedad. 

“Qué bueno que no pasó pero no tenemos que pensar que no va a volver a suceder”, dice al respecto el doctor Francisco Moreno Sánchez, jefe de Medicina Interna del Centro Médico ABC, en una conversación con Carol Perelman para Enlace Judío. 

El médico galardonado con el Premio Nacional de Salud 2020 habló sobre las posibles causas de esta tregua que la epidemia le ha concedido a México en los últimos meses, luego del terrible pico invernal que provocó la muerte de probablemente cientos de miles de personas en México. 

No hemos llegado a la inmunidad de rebaño

“Yo creo que tenemos una inmunidad mucho mayor a lo que se calcula”, dijo Moreno Sánchez, quien recordó que la epidemia se ha concentrado en zonas urbanas, donde muy probablemente ya haya suficientes personas inmunes como para que el virus no pueda seguir contagiando sin control. 

El número oficial de fallecidos es mucho menor al número real”, apuntó. Además, “probablemente haya 15 o 20 casos más por cada paciente” confirmado, dado el gran número de portadores asintomáticos del virus. Tomando lo anterior en consideración, opinó, es posible que ya se hayan infectado 60 o 70 millones de personas en México, lo que reduce el margen de propagación del virus. 

Sin embargo, Moreno Sánchez advirtió que “no hemos llegado a la inmunidad de rebaño” y llamó a “seguirnos cuidando.” Puso como ejemplo a países como Brasil o la India. 

Los ejemplos de Brasil y la India

Respecto al primero, habló del caso de Manaos, localidad en la que 70% de la población llegó a tener anticuerpos y, al mutar el virus, un gran número de ellos se reinfectaron. En India, que desde hace semanas vive los más cruentos estragos de la pandemia, jugaron un papel importante tres factores, dijo. 

El primero de ellos fue que, en la emergencia original del virus, en septiembre pasado, el control sanitario fue muy exitoso, por lo que muy poca gente gozaba de inmunidad cuando el virus volvió en una variante “altamente contagiosa”. El exceso de confianza fue el segundo factor que obró en contra de los indios, según el experto, mientras que la gota que derramó el vaso fue la altísima concurrencia de personas a las festividades religiosas. 

En México, advirtió Moreno Sánchez, puede ocurrir lo mismo. Si las mutaciones que sufre el virus constantemente hacen que escape a la inmunidad que millones han conseguido tras una primera infección, y si eso se combina con el relajamiento de las medidas sanitarias, la temida tercera ola podría llegar con fuerza. 

“No podemos bajar la guardia. Tenemos que ser lo más cuidadosos posible”, dijo reiteradamente. También volvió a hacer un llamado a la población a vacunarse. Dijo que las vacunas que circulan en el mercado son seguras y efectivas, y envió un mensaje contundente a quienes se oponen a la vacunación:

“Respeto a la gente que no se quiere vacunar pero, por favor, no asusten a los demás. Eso no se vale.”

No hay mejor vacuna que la que te van a poner

Respecto a las diversas vacunas que ya circulan en México, Moreno Sánchez dijo que “no hay mejor vacuna que la que te van a poner”. Aunque mostró sus reservas frente a la marca CansinoBio, porque “seguimos esperando (los resultados de los estudios de) la fase 3”, Moreno Sánchez se mostró confiado en que las diversas vacunas lograrán mitigar la pandemia si se aplican pronto. 

Al respecto, lamentó que el ritmo de vacunación en México no esté siendo tan rápido como se había prometido, y esperó que pronto esa tendencia cambie para que la mayor parte de la población pueda inmunizarse antes de que el virus gane la guerra contrarreloj. 

Moreno Sánchez recordó que el SARS-CoV-2 no es un virus que mute tanto como otros (el de la influenza, entre ellos), pero “si tienes 30 millones de personas infectadas al mismo tiempo”, el virus tiene “más espacio para mutar.” 

Estas mutaciones, cuando son exitosas, le confieren al virus ventajas evolutivas: se vuelve más contagioso, más elusivo del sistema inmune y a veces incluso más mortífero, por lo que es crucial que la población se vacune masivamente lo más pronto posible. Si bien hoy en día todas las vacunas son efectivas para evitar casos graves de covi-19, sin importar la variante del virus de que se trate, eventualmente las mutaciones pueden ser lo bastante drásticas como para dejar sin efecto a las vacunas hasta ahora desarrolladas. 

¿Vacunar a mujeres embarazadas?

Respecto a la inminente vacunación de las mujeres embarazadas en México, Moreno Sánchez celebró el hecho y recordó que se trata de una población en mayor riesgo, no por el embarazo en sí, sino por la mayor incidencia de comorbilidades en ese grupo poblacional. Problemas de obesidad, diabetes gestacional e hipertensión relacionada con el embarazo colocan a las futuras madres en una situación de vulnerabilidad frente a este y otros virus. 

Además, el médico recordó que, al vacunarse, las mujeres embarazadas también confieren cierta protección a sus bebés. 

Finalmente, Francisco Moreno Sánchez hizo un llamado a abandonar las prácticas sanitarias que no revisten utilidad, como la desinfección de espacios y superficies, el uso de tapetes desinfectantes (que provocan numerosos accidentes y carecen de la más mínima utilidad para combatir el virus) y de los arcos “sanitizadores”. 

Sobre el cubrebocas, cuyo uso masivo se ha traducido en una disminución de las enfermedades respiratorias de transmisión aérea, el médico dijo que “ojalá se volviera un hábito. En los países asiáticos así lo tienen” y han tenido más éxito en el manejo de la pandemia. Usarlo en espacios públicos cerrados, “es una forma de respeto” que debería quedarse, incluso cuando esta pandemia haya cedido por completo. 

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí