avatar_default

(JTA) – Días después de reanudar la financiación estadounidense para la atribulada agencia de la ONU que administra a los refugiados palestinos y sus descendientes, la administración Biden dice que tiene el compromiso de UNRWA de “tolerancia cero” para el antisemitismo, el racismo o la discriminación.

RON KAMPEAS

“La UNWRA ha dejado en claro sus compromisos sólidos como una roca con los Estados Unidos sobre los temas de transparencia, responsabilidad y neutralidad en todas sus operaciones”, dijo un alto funcionario estadounidense en una entrevista este fin de semana, describiendo el proceso que condujo la semana pasada a la administración anunciando la reanudación de la financiación de la agencia. “Y lo que significa neutralidad en el contexto de las Naciones Unidas es tolerancia cero para el racismo, la discriminación y el antisemitismo”.

El funcionario dijo que la reanudación de la ayuda era consistente con la política de la administración Biden de favorecer una solución de dos estados al conflicto palestino-israelí.

Un portavoz de UNRWA no respondió a última hora de la tarde del lunes a una solicitud de la Agencia Telegráfica Judía en busca de comentarios.

La UNRWA ha estado plagada durante años por informes de mala gestión y de contenido antisemita en los libros de texto utilizados por la agencia en la escuela que administra.

El funcionario de la administración Biden, que pidió no ser identificado para poder hablar con franqueza, se acercó a JTA. La llamada fue consistente con lo que se ha convertido en una práctica de la administración Biden: retroceder de las políticas de la administración Trump que Israel favorecía, pero fermentar el cambio con promesas y acciones que aseguren a Israel el apoyo de Estados Unidos. Una dinámica similar se está desarrollando en el intento de la administración de reingresar al acuerdo nuclear de Irán de 2015.

El presidente Donald Trump puso fin a la asistencia a la UNRWA en 2018. Los funcionarios de la administración Trump dijeron que el precepto de la agencia, tratar a millones de palestinos como refugiados, perpetuaba el conflicto palestino-israelí. Esa fue la afirmación del embajador de Israel en Estados Unidos, Guilad Erdan, en una reprimenda muy inusual a la administración Biden cuando se anunció la ayuda de $ 150 millones.

Biden hizo campaña para reembolsar a UNRWA, por razones humanitarias y para restaurar la influencia estadounidense en la región.

En enero, el Instituto para el Monitoreo de la Paz y la Tolerancia Cultural en la Educación Escolar, un organismo de control, informó que los libros de texto de la UNRWA estaban “plagados de contenido problemático que contradice los valores declarados de la ONU”.

El funcionario de Biden estuvo de acuerdo en que había ejemplos “significativos” de antisemitismo en los libros de texto. Sin embargo, el funcionario dijo que la administración Biden rechazó el precepto de que designar a los descendientes de refugiados palestinos como refugiados perpetúa el conflicto. El problema de los refugiados se abordaría en una solución de dos estados, dijo el funcionario, que era el objetivo final de la administración Biden.

De la traducción (c)Enlace Judío México
Prohibida su reproducción

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí