avatar_default

Enlace Judío México e Israel – El gabinete del gobierno de Israel enfocado en la lucha contra el coronavirus aprobó este jueves la primera fase del proceso de desconfinamiento del país, en vista de la reducción en la tasa de contagios a la que se ha llegado, informó el sitio The Times of Israel.

Las medidas que se emprenderán a partir del próximo domingo son las siguientes:

  • Se eliminará el límite para los ciudadanos israelíes de salir solo hasta 1 kilómetro de distancia desde su domicilio, cuya excepción era que el motivo para ir más allá de ese rango tuviera como fin una actividad esencial.
  • Se permitirán las visitas a los hogares de otras personas siempre que se respeten los límites para las congregaciones de un máximo de 10 en un sitio cerrado y 20 en un área abierta.
  • Reabrirán escuelas de prescolar y guarderías.
  • Se permitirá que los restaurantes sirvan comida para llevar.
  • Se permitirá la apertura de negocios que no reciban clientela en sus instalaciones
  • Se permitirá que los israelíes visiten playas y parques nacionales.
  • Se reabrirá la plaza del Muro de los Lamentos y el recinto del Monte del Templo, bajo ciertas restricciones.

En declaraciones a los periodistas después de que se aprobó la decisión, el ministro de Salud, Yuli Edelstein, dijo que Israel aún tenía un largo camino por recorrer para frenar el virus.

“Aún queda un largo camino por recorrer y lo haremos juntos”, dijo.

Edelstein dijo que el número de contagios probablemente aumentará ligeramente cada vez que el gobierno levante algunas restricciones. Señaló que el gobierno podría verse obligado a retroceder y detener el proceso de desconfinamiento si ocurriera un repunte de contagios, pero agregó que “espera mucho” que eso no suceda.

A pesar de la apertura prevista de guarderías y preescolares, Edelstein expresó su preocupación por un posible brote allí.

“Estamos muy preocupados por un posible aumento de contagios en los centros preescolares”, dijo.

El ministro de Finanzas, Israel Katz, dijo que las nuevas decisiones permitirán que una gran parte de la economía vuelva a trabajar, evitará una pérdida de casi 3 mil 800 millones de dólares y reducirá el desempleo.

El ministro de Bienestar Social, Itzik Shmuli, dijo que el regreso de los centros preescolares fue un avance positivo, ya que “el porcentaje de casos [en ellos] es casi cero”.

Pero, según los reportes, el ministro del Interior, Aryeh Deri, abandonó la reunión ministerial con enojo, luego de que se rechazó la autorización para realizar bodas religiosas con hasta 200 asistentes.

Otras restricciones de encierro, incluido el cierre de escuelas y comercios y límites en las reuniones a 10 en el interior, 20 al aire libre, siguen vigentes.

Una declaración de la Oficina del Primer Ministro dijo que el plan no se implementará si los casos aumentan a más de 2,000 por día o si el número de reproducción básico (que mide la transmisión de la enfermedad) llega a ser superior a 0,8.

Netanyahu calificó al confinamiento como un “tremendo éxito” para controlar a la epidemia, que en septiembre comenzó a salirse de control.

“Están comenzando a hablar de este éxito en otros países, particularmente en Europa, donde la morbilidad ya nos ha sobrepasado en varias naciones. Ahora están deliberando sobre la misma cuestión que decidimos: aprobar un confinamiento”, dijo.

Afirmó que Israel está viendo “una disminución clara y constante en todos los datos [de contagios]”. Pero advirtió que el desconfinamiento debería llevarse a cabo con cuidado y responsabilidad para evitar un nuevo brote.

La primera fase de la reapertura de la economía es parte de un plan del Ministerio de Salud de Israel para un desconfinamiento gradual de varios meses basada en puntos de referencia epidemiológicos.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo