avatar_default

Enlace Judío México e Israel – La persona que vive con el constante conocimiento de la Presencia de D-os (quien tiene fe absoluta), tendrá una vida de constante felicidad.

El Eben Ezra expresa lo siguiente: “El virtuoso se siente siempre alegre y nunca triste por lo que D-os le depara, porque comprende que todo lo que Él dispone es para el mejor fin de las personas”.

Cierto día, la maestra pidió a sus alumnos que explicaran quién es D-os.

Uno levantó la mano y dijo:

—D-os es como nuestro padre. Él hizo la tierra, el mar y todo lo que ella contiene, y nos crió como si fuéramos sus hijos.

La maestra siguió preguntando:

—¿Cómo ustedes saben que D-os existe, si nunca lo han visto?

En el aula se hizo silencio.

Marcos, un pequeño muy tímido, levantó su mano y dijo:

—Mi mamá dice que D-os es como el azúcar en la leche que ella me prepara todas las mañanas. Yo no veo el azúcar que está dentro de la taza mezclada con la leche, pero le da sabor. D-os existe y siempre está en medio de nosotros. Si Él no estuviera, nuestra vida no tendría sabor.

La profesora rió.

—Muy bien, querido. Yo les enseñé muchas cosas a ustedes, pero ustedes me enseñaron a mí algo más profundo que todo aquello que hasta ahora sabía. Ahora sé que D-os es para nosotros como el azúcar y endulza nuestra vida.


Las opiniones, creencias y puntos de vista expresados por el autor o la autora en los artículos de opinión, y los comentarios en los mismos, no reflejan necesariamente la postura o línea editorial de Enlace Judío.

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo