avatar_default

Arroz con pollo y almendras / Riz bi d’jaje mal oz

Rinde de 10 a 12 porciones

  • 2 tazas de arroz lavado, remojado durante 15 minutos y escurrido
  • 8 cucharadas de aceite de maíz, para freír
  • 4 tazas de caldo de pollo colado
  • Sal, al gusto
  • 1 pechuga de pollo deshebrada, para adornar
  • 1 taza de almendras peladas, fritas o tostadas, para adornar.

En un olla extendida, se fríe el arroz en el aceite y se agregan el caldo de pollo y sal. Cuando suelte el primer hervor, se rectifica la sazón, se tapa y se deja cocer a fuego lento. Se sirve en un platón y se decora con la pechuga caliente y las almendras.

 

Kipé basha / Kibbeh basha

Rinde de 30 a 40 piezas (12 a 14 porciones)

Para el kipe:

500g de masa para kipe e arroz

½ tazza de aceite de maíz con el jugo de ½ limón

½ taza de perejil picado finamente (opcional)

250g de carne molida

Sal, al gusto

1 cucharadita de pimienta árabe

Se hacen bolitas de 4 cm aproximadamente con la masa del kipe, y se ahuecan con un dedo humedecido en el aceite con limón. Se mezclan el perejil y la carne molida, sazonándolos con sal y la pimienta. Se rellenan los kipes con la carne molida, cerrándolos de la punta. Se acomodan sobre una charola forrada con plástico. Hasta este punto, se pueden congelar.

Para la salsa:

  • Agua, la necesaria
  • 2 chiles anchos lavados y desvenados
  • ¼ de cebolla
  • 2 jitomates
  • 1 diente de ajo
  • 3 cucharadas de aceite de maíz
  • 1 taza de puré de tomate
  • ½ taza de jarabe de tamarindo (opcional)
  • 3 tazas de agua
  • Sal, al gusto
  • 1 cucharada de consomé de pollo en polvo
  • ½ taza de aceite de maíz

Se hierven los chiles, la cebolla, los jitomates y el ajo en suficiente agua. Se muelen con el agua en que hirvieron y se cuela. En una olla con 3 cucharadas de aceite, se vierte la mezcla de los chiles se agregan el puré de tomate, el jarabe de tamarindo, 3 tazas de agua, sal y el consomé en polvo y se rectifica la sazón.

Los kippes se frién en ½ taza de aceite y se agregan a la salsa ya cocinada. Se pueden agregar a la salsa directa mente sin freír. En ambos casos, se dejan hervir durante 90 minutos o hasta que estén bien cociudos. Deben quedar con suficiente salsa. Se sirven en un platón hondo y se acompañan con el arroz blanco.

 

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


2 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí