Inicio » Judaísmo » Desde el Talmud, la creación del Cielo y la Tierra

Desde el Talmud, la creación del Cielo y la Tierra

Enlace Judío México – Los siguientes midrashim (relatos explicativos) fueron tomados del Sefer Ha-Agada (compilación antigua de relatos talmúdicos); hablan sobre las distintas etapas de Creación por las cuales pasaron tanto el Cielo y la Tierra como el hombre. A su forma nos ayudan a entender la idea de justicia en el judaísmo y la relación que existe entre los mundos espirituales y los físicos. Esperamos les guste.

La Creación del Cielo y la Tierra

Beit Shammai y Beit Hillel: Beit Shammai dijo que los Cielos fueron creados primero, y después de ellos la Tierra. Mientras que Beit Hillel afirmó que la Tierra fue creada primero y después los Cielos. Desde un ángulo, el primero tenía razones para sus palabras y desde otro punto de vista, el segundo también tenía razones para sus palabras. La perspectiva de Beit Shammai, en la que los Cielos fueron creados antes y la Tierra después, se puede comparar con la parábola de un rey que hizo un trono para sí mismo y después hizo el banco sobre el cual se colocan sus pies. Como dice el Creador: “Los Cielos son mi trono y la tierra es el banco de mis pies” (Isaías 46:1). Mientras que la perspectiva de Beit Hillel, en la que se dice que la Tierra fue creada primero y los Cielos después, se puede comparar con la parábola de un rey que construye un palacio; después de construir los cimientos, construye las partes superiores, como está escrito: “En el día en que D-os hizo la Tierra y los Cielos” (Génesis 2:4)

El sabor de la Torá

“Mi porción caerá como la lluvia”: Así como la lluvia es una, que desciende sobre los árboles dándole un sabor distinto a cada uno – a la vid, de acuerdo a su naturaleza, al olivo, de acuerdo a su naturaleza, al higo, de acuerdo a su naturaleza – así mismo es la Torá; sus palabras son sólo una e “imparte sabores” [distintos] a las Escrituras, a la Mishna, a la halajá y a la Agadá.

Creación del primer hombre andrógino

Dijo Rab. Yeremiahu ben Eliezer: En la hora que el Santo, bendito sea, creó el primer hombre, lo creó como un andrógino, como está dicho: “hombre y mujer Él los creó.” Rab. Shmuel bar Najmani dijo: En la hora que D-os creó al primer hombre, lo creó con una cara doble; lo vio y le dio dos espaldas. Una espalda de un lado y otra espalda de otro, como está escrito: “De espalda (ajor) y de frente (quedem) me creaste” (Génesis 2:21). Fue objetado de esta forma: Está escrito que “tomó una de sus costillas (ts’la’ot)”. El respondió: se refiere a uno de sus lados tal y como está escrito “del lado (tsela) del Tabernáculo (mishkan)” (Éxodo 26:20).

Fuente: Sefer Ha – Aggadá

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *