avatar_default

Enlace Judío México e Israel – En artículos anteriores hemos explicado varias de las reglas que se siguen dentro de una dieta kosher. Hemos mencionado que dentro de las normas de preparación y consumo de alimentos está terminantemente prohibido mezclar leche y carne. No se puede comer nada que contenga una mezcla de ambos ingredientes o de productos derivados. La regla es tan estricta que incluso se separa la vajilla al interior de la casa. Se usan ciertos platos y cubiertos para comer productos cárnicos y otros para comer lácteos. Sin embargo, no hemos hablado de las razones para hacer esta separación ¿cuál es su origen y por qué seguimos con dicha practica? A continuación trataremos de abordar el tema.

Kabalá y Halajá ¿Por qué obedecemos las mitzvot?

Cuando uno pregunta las razones de determinada práctica judía (o mitzvá) la respuesta que recibe siempre va a ser múltiple. Se encuentran las razones personales, los recuerdos propios y experiencias educativas que llevaron a esa persona a realizar determinada actividad en su vida como una revelación que tuvo en Shabat, un recuerdo de su abuelo, un reto personal o algo por el estilo. Sin embargo, también se encuentran razones más universales, el aprendizaje que se puede obtener de cada acción, aquellas que responden a la pregunta ¿Por qué D-os o los rabinos ordenaron que esto fuera hecho así?, estas razones son filosóficas, las aprendemos reflexionando y analizando los textos, la búsqueda arroja respuestas muy profundas sobre la naturaleza del hombre y su relación con el mundo. Entre este tipo de razones se encuentran las razones cabalísticas.

La Kabalá es la mística judía surge alrededor del siglo XIII y busca explicar la influencia de los mundos espirituales sobre la materia. Explica los significados ocultos dentro de la Torá y la relación entre lo eterno y lo finito, la manera en que lo intangible afecta directamente sobre el mundo actual. Según los grandes cabalistas es una tradición que se ha trasmitido desde Abraham hasta nuestros días, aborda temas como la Creación, las fuerzas con las que D-os se manifiesta en el mundo y la forma en que el hombre influye en la eternidad. Da explicaciones a muchos pasajes que de otra forma no serían entendibles y ayuda a relacionar todos los eventos que suceden en la historia judía bajo hilos conductores comunes, aunque no es la más conocida ni estudiada por el común de la gente, es una las disciplinas judías más importantes en nuestros días.

Otro grupo que se distingue de todas las anteriores es el de la Halajá si bien las otras razones dan explicaciones sobre el significado de determinada práctica, nos dicen el porqué desde un ángulo filosófico la halajá nos da las razones legales para actuar de determinada manera. La palabra “halajá” quiere decir “caminar” o “comportarse” implica todo el razonamiento o la manera en que una practica se vuelve común y obligatoria. Nos dice las razones tangibles de por qué determinada práctica se lleva a cabo; es realmente la guía que nos permite realizar acciones. A través de ella sabemos cómo poner en práctica determinado principio, que medidas usar al realizar un ritual, cuándo se considera que comenzó una situación y cuándo se acabó, cuándo estamos obligados a actuar de cierta forma y cuándo no, cómo comportarse en un juicio, etc; en fin todo aquello que nos permite determinar la naturaleza de una acción y el carácter obligatorio de las normas. La gran mayoría de los rabinos discuten en este ámbito, si tal o cual acción está permitida o prohibida según la halajá y los aprendizajes pedagógicos que podemos aprender de ello.

Separar entre la carne y la leche al final es una práctica que tiene su raíz en la halajá, explicando su origen, podemos descubrir mucho del funcionamiento halájico.

La diferencia entre Torá y Talmud, mandatos rabínicos y mandatos toraicos

Toda mitzvá (mandato o práctica judía) tiene su origen en la Torá o en el Talmud. El Talmud es el registro de toda la tradición oral, es primordialmente textos legales que se mezclan con historias y reflexiones de rabinos. La Torá para los judíos es la guía que D-os da al hombre, es una exigencia de comportamiento; creemos que Moisés la recibió en el Monte Sinaí tanto en su forma oral como en su forma escrita, por eso hay leyes que no son explicitas dentro del texto toraico y que son explicadas en el Talmud.

Usualmente los rabinos del Talmud citan los pasajes donde se encuentran la mitzvá particular que están discutiendo, sin embargo, a veces los pasajes no son claros o a veces se sabe que determinada practica fue trasmitida oralmente por Moisés, pero en realidad no está escrita en la Torá. En ese caso, algunos rabinos buscan pasajes que lo insinúen y otros se conforman con obedecerla sin saber su fuente escrita, alegando que la tradición oral no necesariamente tiene asidero en el texto. Además la Torá nos pide que no “nos separemos de su palabra (la de los rabinos) ni a la derecha, ni a la izquierda” y de “escuchar y apegarnos a los mandatos que nos enseñaran” es decir la Torá le dio al Sanhedrín el poder de hacer mandatos y nos pide obedecerlos, de tal forma que existen los mandatos divinos, dados por D-os mismo a Moisés y los mandatos rabínicos, hechos por el Sanhedrín para “proteger Mis (de D-os) protecciones.”

Al final existen cinco tipos distintos de mitzvot (mandatos):

a) Las que el texto de la Torá afirma explícitamente como no matar, no robar, no comer determinados alimentos. Éstas son mitzvot toraicas y el Talmud sólo discute los casos en que dicha mitzvá debe aplicarse y hasta que punto

b) Las que son insinuadas dentro del texto toraico pero que sólo pueden ser deducidas a través de la interpretación bíblica conocida como “drash”, la cual se sintetiza en las 13 reglas de rab. Ishmael, como veremos más adelante la separación entre la carne y la leche

c) Las que no tienen referencia alguna dentro del texto toraico, como ciertas determinaciones con respecto a los años sabáticos o la manera en que debe realizarse la shejitá

d) Las “guezirot”, son prohibiciones que los rabinos legislaron para proteger la Torá y evitar que la gente trasgrediera los mandatos divinos, por ejemplo no mover objetos sin utilidad en Shabat

e) “Takanot”, acciones activas que los rabinos vieron eran necesarias para que ciertos mandatos se cumplieran, o que se delimitaran ciertas categorías, como hacer una ketubá en el matrimonio para proteger a la mujer. Hay quien incluye en esta categoría las 5 mitzvot rabínicas y hay quien la separa.

En cuanto a la separación entre la carne y la leche entraría en la segunda y la cuarta categoría. A través de tres versículos que se repiten en la Torá y el proceso de “drasha” (reglas de interpretación rabínica) sabemos que debemos separar la carne de la res de la leche de cualquier animal. Sin embargo la separación de las vajillas y la separación del pollo son mitzvot (mandatos) creadas por los rabinos para proteger la Torá, la siguiente semana hablaremos de ello.

Artículos relacionados

Sobre kashrut

¿CÓMO MANTENER UNA COCINA KOSHER? 3 REGLAS BÁSICAS
¿QUÉ ES KOSHER? 6 REGLAS BÁSICAS
¿QUÉ HACE KOSHER A LA CARNE KOSHER? CUATRO REGLAS BÁSICAS
¿EN QUÉ CONSISTE LA CERTIFICACIÓN KOSHER? ¿POR QUÉ LA USAMOS?
¿CÓMO HACER PARA QUE TUS UTENSILIOS DE COCINA SEAN KOSHER?

Sobre halajá

¿QUÉ ES LA HALAJÁ Y POR QUÉ HASTA ESTOS DÍAS SEGUIMOS OBEDECIÉNDOLA?
¿QUÉ ES LA HALAJÁ? ¿CÓMO FUNCIONA? Y ¿CUÁL ES SU ESTRUCTURA?
HALAJÁ I: ¿POR QUÉ LA TORÁ NO CAMBIA CON EL TIEMPO?
HALAJÁ II: ¿POR QUÉ LA TORÁ ORAL ES LA BASE DE NUESTRA LEY?
¿CUÁLES SON LAS DIFERENCIAS ENTRE SEFARDI Y ASHKENAZÍ? 5 TRADICIONES JUDÍAS

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí